Grecia acusa al British Museum de la pérdida de un friso

Un fragmento de un friso procedente del templo de Apolo Epicúreo, de Bassae, en el Peloponeso, y expuesto en el British Museum de Londres junto a los frisos del Partenón de Atenas, 'ha desaparecido o ha sido robado del museo', según afirmó ayer el ministro griego de Cultura, Evangelos Venizelos.

'Estaba en los depósitos del museo. No sabemos cuándo ni cómo ha desaparecido', aseguró Venizelos, 'pero lo que me interesa es la protección de los bienes culturales y la sensibilización de los gobiernos europeos y del mundo entero hacia la protección y salvaguardia de la herencia cultural de la humanidad'.

'Que Grecia haya reclamado en repetidas ocasiones sólo la devolución de los frisos del Partenón no quiere decir que haya perdido su interés en los otros tesoros culturales que se encuentran en el museo londinense', señaló Venizelos.

El templo de Apolo Epicúreo, que en la actualidad está restaurándose, es uno de los más bellos de Grecia. Fue construido por Ictinos, maestro de obras del Partenón entre los años 420 y 417 antes de Cristo. Fue consagrado a Apolo, dios de la luz y del amor, por los habitantes de Pigalia, antigua villa enclavada en la actual Andritsena, para agradecerle que les hubiera librado de una epidemia de peste durante la guerra del Peloponeso.

Descubierto en 1765, el templo de Bassae fue explorado durante la ocupación otomana de Grecia, en 1811 y 1812, por la sociedad de amantes de la arqueología Los Dilettanti, que retiró las esculturas, 23 placas del friso y las metopas, que actualmente están en el British Museum.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS