Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una prueba para valorar las capacidades de los alumnos

La prueba de la selectividad se aprobó el 24 de julio de 1974. Se creó originalmente con la finalidad de crear unas pruebas de aptitud para el acceso a los estudios universitarios que, lejos de pretender una selección restrictiva del alumnado, se concebían como un medio de valorar su capacidad para iniciar esos estudios.

El texto oficial decía: 'Las facultades, escuelas técnicas superiores y colegios universitarios estarán obligados a admitir a todos los alumnos de nuevo ingreso que lo soliciten y cumplan las condiciones reglamentarias'. Sin embargo, señalaba que se permitía una excepción con las facultades, como Medicina, en las que se pudiera prever una insuficiencia de medios y no fuera posible ampliarlos de forma inmediata, se admitiría 'el eventual establecimiento de límites máximos de capacidad, fijando el número de alumnos de primer curso que podrán ser admitidos'. Esta excepción se convirtió un tiempo después en la regla.

Los detractores de esta prueba abogan por que se cambie por otra que recupere su objetivo original, mientras que sus defensores aseguran que es el menos malo de los sistemas y que garantiza el acceso a la Universidad de todos los alumnos en igualdad de condiciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de febrero de 2001