La SGAE responde a los productores teatrales y anuncia tres nuevos Max

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) aseguró ayer en un comunicado que "no va a aceptar ningún tipo de chantaje corporativista, como el que pretende formular" la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas Productoras de Teatro y Danza (FEAPTD), a propósito de los Premios Max. El lunes, esta federación de empresarios, que agrupa a centenares de empresas de once comunidades autónomas, denunció la "insensibilidad y cerrazón" de la SGAE al no adecuar las normas de los Premios Max a las producciones de calidad pero de menor difusión. La FEAPTD pedía que se premiaran también aquellos espectáculos producidos "en contextos geográficos menos dinamizados o cuyas condiciones de producción y distribución impiden una valoración general acorde a sus méritos artísticos". La SGAE aseguró ayer que no aceptará "chantajes" y destaca que ya ha previsto la creación de tres nuevos galardones a partir de esta cuarta edición de los Max, destinados a los mejores textos teatrales en catalán, euskera y gallego, "como reconocimiento explícito a la pluralidad cultural y linguística del Estado". Se pasará, así, de 25 a 28 categorías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de noviembre de 2000.