Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La apuesta argentina

Repsol a la cabeza

Las empresas españolas tienen un riesgo vivo inversor en Argentina de unos cinco billones de pesetas. Esa cifra viene a suponer el 10% del producto interior bruto (PIB) del país latinoamericano. A pesar del momento que vive la economía argentina, las grandes empresas españolas han señalado que van a mantener intactos sus planes de inversión futuro porque prefieren pensar que el actual momento es más un bache y una crisis de confianza que una crisis económica en toda regla.Ayer, para dar más valor a esa confianza, Estados Unidos informó de que está dispuesto a respaldar financieramente a Argentina en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Repsol, que adquirió el año pasado YPF, con 2,1 billones de pesetas; Telefónica con 1,7 billones; BSCH con 450.000 millones; BBVA con 225.000 millones, y Endesa con 43.000 millones son la cabeza de esas inversiones. El listado de empresas españolas que han apostado por Argentina no se acaba en las cinco citadas. A ellas hay que añadir Gas Natural, Aguas de Barcelona, Pescanova, Terra, Sol Meliá, Grupo Santillana, NH Hoteles, Indra, Mapfre, Prosegur, Necso, Abengoa, FCC o Campofrío que ven en el suelo argentino importantes oportunidades de desarrollo y que completan esos cinco billones de pesetas en los que se sitúa la inversión directa en Argentina, según fuentes empresariales españolas.

El presidente del Consejo Superior de Cámaras, José Manuel Fernández Norniella, que ayer presidió una reunión del Comite Bilateral Hispano-Argentino de las cámaras, señaló que las empresas españolas mantienen a Argentina como "uno de los destinos prioritarios de inversión en el exterior".

Las principales compañías inversoras no piensan retocar sus planes de expansión y, de hecho, ya Repsol ha anunciado que en el plan de inversiones para el próximo quinquenio se destinan 1,3 billones a Argentina. Telefónica, por su parte, mantiene sus inversiones anuales de 165.000 en los próximos años. Además, BBVA y BSCH no van a ceder en su pulso por hacerse con una mayor porción de la tarta bancaria.

Repsol es de largo la compañía que apostó de una forma más clara por Argentina. De hecho, las inversiones de Repsol en el año 1999 hicieron que Argentina se haya convertido en el primer destino de la inversión española en el área latinoamericana. En 1999, la cifra total de inversión se elevó a 3,07 billones de pesetas para el conjunto de las empresas españolas. En ese año, las inversiones procedentes de Estados Unidos fueron de 1,8 billones de pesetas, el segundo país en importancia, según los datos facilitados por el Consejo Superior de Cámaras que ha organizado encuentros empresariales entre organizaciones de ambos países el pasado mes de octubre. En el año 1999, las inversiones españolas supusieron el 51% del total de las inversiones extranjeras en Argentina."Nuestra apuesta por Argentina no puede ser más clara. Invertimos 2,1 billones de pesetas en la mayor compra de una empresa española en el exterior y nuestros planes de inversión seguirán intactos", afirman fuentes de Repsol, que añaden que la inquietud y el riesgo siempre va adosado a los negocios, pero que creen que la crisis económica argentina "es perfectamente reconducible". Repsol, que ha conseguido dos terceras parte de sus 294.800 millones de pesetas hasta septiembre en negocios situados fuera de España, acaba de culminar la fusión de Astra y Repsol Argentina con YPF como entidad absorbente.

Para Telefónica, el segundo inversor con un montante de 1,7 billones en los diez años que lleva en Argentina, sí puede tener alguna repercusión negativa en el negocio. En este sentido, fuentes de la empresa han señalado que cuando existe una situación de bache económico, el consumo telefónico se retrae, pero nada les induce a pensar que la situación no es salvable. De hecho, mantendrán intactas sus inversiones futuras.

El BSCH cuenta con unas inversiones directas de 480.000 millones de pesetas. Controla el 79% del Banco del Río de la Plata, que gestiona el 8% de los depósitos argentinos y similar porcentaje de créditos. Asimismo, controla el 50% del fondo de pensiones AFJP y la gestora de fondos Previnter. Fuentes del BSCH señalaron ayer que están plenamente comprometidos con estas inversiones que son rentables. Esas fuentes reconocen que Argentina ha ido abordado sus reformas económicas a buen ritmo, aunque ahora el mercado financiero emita la sensación de que no se alcanzarán los objetivos económicos.

Por su parte, el BBVA, que mantiene un paquete de 225.000 millones de pesetas (controla el 67% del Banco Francés y el 100% del fondo Consolidar), considera que el apoyo de los organismos financieros internacionales sacará a Argentina del actual bache.

Endesa cuenta con unas inversiones directas en Argentina de 43.000 millones de pesetas, aunque su implantación es mayor si se tiene su control de la chilena Enersis. Fuentes de Endesa han recordado que al igual que ha ocurrido en otras crisis, la electricidad es uno de los productos que menos reflejan la caída de la demanda por ser prácticamente de primera necesidad.

Argentina es el tercer destino de las ventas exteriores españolas en Latinoamérica. No obstante, mientras las inversiones se han disparado en los últimos años, los intercambios comerciales no han alcanzado los niveles deseados.España exportó en 1999 a Argentina por 73.949 millones e importó por valor de 97.603 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de noviembre de 2000

Más información

  • Las empresas españolas afirman que no variarán sus planes de inversión a pesar de la crítica situación que vive el país latinoamericano