Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Un cierto retroceso"

El presidente de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, Francisco Rodríguez Adrados, dijo ayer que la propuesta del Gobierno para reformar las enseñanzas mínimas de la ESO y el bachillerato, que incluye los cambios de las materias de humanidades, supone "cierto retroceso" respecto al dictamen de la Comisión de Humanidades que presidió el ex ministro de Educación Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona. "Estamos francamente perplejos porque es mucho menos de lo que esperábamos", apostilló. Rodríguez Adrados reconoció, no obstante, "dos ganancias para la Cultura Clásica".

Por un lado, el proyecto del Ministerio de Educación considera la asignatura de Cultura Clásica como materia de oferta obligada en la ESO junto a la Informática y una segunda lengua, aunque Adrados lo ve insuficiente dado que "la Cultura Clásica tiene que seguir luchando con otras muchas optativas con títulos más atractivos".

Por otro lado, Adrados celebra la mejora en la consideración del Griego en el bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales, que pasa a formar parte de las asignaturas optativas de modalidad o prioritarias de esta rama.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de octubre de 2000