Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
48º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Aloy estrena 'El celo' con Lauren Bacall y Harvey Keitel

"Acabar El celo ya es un éxito. La película sobrevive muy bien en su aire de romance, drama posgótico, sexo y terror insinuados en la estética y en la atmósfera que define a los personajes. Creo que está lograda y estoy muy contento. No es perfecta, sólo en la imaginación está la perfección", asegura su director, Antoni Aloy (Mallorca, 1969). El celo se estrena hoy en la sección Zabaltegui del Festival de San Sebastián. Aloy, que ganó el premio internacional Canal Plus de Clermont Ferrand en 1997 con un corto protagonizado por Marisa Paredes y Simón Andreu, competirá en el apartado de nuevos realizadores.Educado y formado para el cine en Estados Unidos gracias a la potencia económica de una familia rural enriquecida con el turismo, Aloy logró rodar directamente en inglés con estrellas mundiales como Lauren Bacall, Sadie Frost y Harvey Keitel.

El director tardó sólo 29 días, ubicó las escenas principales y el lago en parajes y fincas señoriales de su isla natal y con 300 millones de presupuesto cocinó su ópera prima, llamada Presences of mind en la versión internacional original.

La cinta sobrevivió a los embargos y líos de productoras americanas. El celo fue rescatada por Enrique Cerezo de los enredos judiciales y de las compañías de seguros norteamericanas mientras estaba en periodo de montaje. La película de Aloy supone la sexta versión cinematográfica de la novela de Henry James Otra vuelta de tuerca, que también ha sido escenificada y cantada como ópera. El director mallorquín cita además una cinta con Deborah Kerr y otra con Marlon Brando, junto a un intento fallido de Eloy de la Iglesia que no se estrenó.

La película de Aloy, guionista de la cinta El mar con sus amigos el director Agustí Villaronga y el poeta Biel Mesquida, que aparecen en una escena, cuenta con el protagonismo central de dos figuras femeninas deslumbrantes como Lauren Bacall y Sadie Frost. La diva norteamericana y el volcánico Keitel alabaron en pasadas entrevistas internacionales el entusiasmo y vigor narrativo de este mediterráneo y singular director, que también en esta película interviene como guionista. El novel autor destaca el trabajo en el filme de los protagonistas infantiles y adolescentes Ella Jones, Nilo Mur y Jack Taylor, y resalta la complicidad de las estrellas antológicas.

"Esta película tiene un corte clásico de cuento de hadas duro, que en cierta manera pretende decir: acepta tu perversión y serás feliz", cuenta Aloy, que se renoce seguidor de las versiones de cine de terror que Narciso Ibáñez Serrador programaba hace años en la primera cadena de TVE.

La cinta, que se exhibe bajo la leyenda "Hay verdades que no deben saberse", milita en la oscuridad y el ambiente vaporoso gracias a los vestuarios de Yvonne Blake y la dirección de fotografía a cargo de David Carretero. La música interpretada por la Filarmónica de Praga está escrita por Ángel Illarramendi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de septiembre de 2000