Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Experiencia pionera en Cataluña

El Departamento de Sanidad de Cataluña fue pionero en implantar un sistema de incentivación económica a los facultativos que cumplan unos requisitos de prescripción de fármacos. Se considera "de cumplimiento prioritario" la prescripción de un 5% como mínimo de medicamentos genéricos.El denominado Pacto de prescripción se aplicó el año pasado, como prueba piloto, a 21 de los 211 ambulatorios o Áreas Básicas del Instituto Catalán de la Salud (ICS). Este año ya son 33 los centros de atención primaria cuyos médicos prescriben de acuerdo con el plan.

Según el director de la División de Atención Primaria del ICS, Joan Gené, las perspectivas son ampliar año tras año el número de ambulatorios implicados en la experiencia para racionalizar y homogeneizar la prescripción en el ámbito de la atención primaria. "Los resultados han sido excelentes, ya que se ha mejorado la calidad de la prescripción y ha aumentado la satisfacción de los profesionales, y todo ello sin afectar negativa ni positivamente a los usuarios", dijo ayer Gené.

El responsable del ICS insistió en que el plan se inscribe en un proyecto para mejorar la calidad de la prescripción y que su objetivo último no es recortar gastos de la Sanidad.

Los médicos que cumplen los requisitos exigidos por Sanidad obtienen una compensación económica de 460.000 pesetas anuales. Uno de los puntos más polémicos del plan es el que establece que no se aumente respecto a años anteriores la prescripción de fármacos nuevos.

El Sindicato de Médicos considera que ello discrimina a los usuarios, que "no pueden beneficiarse de las últimas novedades terapéuticas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2000