Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Vergés critica a Antonia San Juan por la gala de los Goya

Rosa Vergés, directora de la gala de los XIV Premios Goya, vivió ayer un día complicado al conocerse que había criticado la labor de la presentadora de la ceremonia, Antonia San Juan, en unas declaraciones a COM Radio de Barcelona. Vergés, responsable junto al crítico Jaume Figueras de un guión de más de dos horas de duración y de la dirección de la gala, señaló en unas declaraciones a COM Radio de Barcelona, recogidas por la agencia Europa Press, que el trabajo de San Juan fue negativo debido a su "inexperiencia como actriz". Vergés se culpó por la elección de la presentadora y por "pensar que una persona candidata a un premio puede tener las tablas suficientes para presentar la gala".Más tarde, la directora señaló a este diario que en ningún momento quería que se malinterpretaran estas declaraciones. "A quién se tiene que juzgar es a mí", afirmó. "No soy nadie para criticar a nadie y si algo ha ido mal la única culpable soy yo. Estoy encantada de haber trabajado con ella y repetiría. Lo único que dije es que es que ni ella ni nosotros tuvimos en consideramos la presión que tenía ella como nominada al premio. Creo que si hubiera ganado, su presentación habría tenido más fuerza y, a mí personalmente me dio la impresión de que se notó su decepción, que estaba triste. Creo que es culpa mía el no haberlo calculado y le agradezco mucho que llegara del principio a final".

Fallos en la retransmisión

Antonia San Juan no quiso ayer responder a los ataques de la responsable de la gala, celebrada por primera vez en Barcelona y presidida por el príncipe Felipe. La retransmisión de la ceremonia, celebrada en el Auditori, sufrió errores durante toda la noche. Desde confundir a una desconocida sentada junto a Benito Zambrano con Ana Fernández, al presentar el cuadro con las caras de las cuatro candidatas a la mejor actriz revelación, a saltarse la tradicional pasarela de la entrada de los invitados o cómo el primer gesto de Almodóvar al conocer su Goya a la mejor dirección fue un beso a la que fuera su musa, Carmen Maura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2000