Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

32 años jalonados de 'naufragios' espaciales

Durante 32 años, la NASA ha tenido que superar un rosario de averías, retrasos y accidentes que han cuestionado en mayor o menor medida la solvencia de sus programas. He aquí los más graves.

- Apollo 1

En enero de 1967, tres astronautas mueren en el incendio de la cápsula Apollo 1, durante un ensayo en tierra.

- Challenger

Siete astronautas mueren en el transbordador Challenger, 73 segundos después del despegue, en enero de 1986. Los tripulantes no murieron hasta que la cápsula cayó al mar desde una altura de 14 kilómetros. La causa fue un escape, provocado por el intenso frío, en los anillos de unión entre los cilindros de la carcasa de uno de los dos cohetes propulsores laterales, lo que provocó la explosión. A raíz del accidente la NASA interrumpió durante tres años su programa de transbordadores. Estas naves han sufrido, desde el comienzo de su explotación, decenas de fallos.

- Hubble

El telescopio espacial Hubble, valorado en 2.100 millones de dólares, se lanza con éxito en abril de 1990, pero inmediatamente se descubre un garrafal defecto en su espejo principal que impide las obervaciones astronómicas con la alta resolución planeada. En 1993, siete astronautas reparan el telescopio con dispositivos correctores.

- Galileo

En enero de 1993, la antena principal de la nave Galileo con destino a Júpiter no se despliega correctamente. Los técnicos de la misión, de 1.500 millones de dólares, intentan subsanar el problema sin lograrlo. La avería impide que la sonda envíe desde Júpiter gran cantidad de datos y la misión (aún en funcionamiento) sólo logra el 70% de sus objetivos científicos. Pese a ello, la Galileo cumple un programa muy importante.

- Mars Observer

La nave Mars Observer desaparece en agosto de 1993, cuando estaba a punto de entrar en órbita de Marte, arruinando una misión de 1.000 millones de dólares. La culpa fue de una remesa de transistores defectuosos, sobre los que ya existían sospechas antes del lanzamiento. A raíz de este incidente, la NASA decidió diseñar misiones más baratas y pequeñas, como las que se han perdido últimamente.

- Soho

En junio de 1998, una cadena de errores en el centro de control de la NASA provoca la pérdida del satélite de observación solar Soho (de la NASA y de la Agencia Europea del Espacio, ESA) que había funcionado perfectamente desde diciembre de 1995. Los controladores de la misión logran recuperar el satélite.

- Mars Climate Orbiter

En septiembre pasado, la nave que iba a a ser la compañera de la Polar Lander ahora perdida, se estrella contra el planeta rojo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999