Francia aprueba la ley de parejas de hecho tras un año de polémica

Los homosexuales compartirán los derechos de los matrimonios

La Asamblea francesa aprobó ayer con carácter definitivo el Pacto Civil de Solidaridad (PACS) que reconoce un nuevo estatuto a las parejas de hecho, incluidas las homosexuales, y las equipara en algunos derechos con los de los matrimonios. Los colectivos de homosexuales saludaron la ley como "la apertura de una nueva etapa en las relaciones sociales", aunque expresaron su temor de que se creen ficheros específicos.

"Es un momento tan emocionante como el de la legalización de la contracepción o del aborto; un momento en el que la política adquiere todo su sentido, un momento de esperanza porque, aunque el texto no nos ofrece la igualdad de derechos, sí camina en ese sentido", reaccionó, eufórica, la presidenta del Centro Gay y Lesbiano (CGL), Caroline Fourest.Muchas parejas en Francia descorcharon ayer tarde la botella de cava que dormía en el frigorífico desde el 9 de octubre del pasado año, cuando la derecha echó atrás el proyecto en un golpe de mano parlamentario auspiciado por la renuencia de los diputados de izquierda. Los obispos mostraron su disgusto, temerosos de los efectos que la ley puede provocar en la institución familiar.

El proyecto de los PACS, que debe entrar en vigor antes de que finalice el presente año, según el compromiso adquirido por la ministra de Justicia, Elisabeth Guigou, salió adelante con una mayoría cómoda de 315 votos, frente a 249 negativos y 4 abstenciones.

La izquierda votó en bloque a favor y el debate se desarrolló en un clima tenso, pero despojado ya de la acritud y la agresividad que presidieron las sesiones precedentes.

Además del reconocimiento social que acarrea, el PACS es un contrato suscrito por dos personas adultas de diferente o igual sexo que, a partir del tercer aniversario de la firma, les permite presentar declaraciones de renta conjunta y beneficiarse de reducciones cuantiosas en el impuesto de sucesión. La firma del contrato, suscrito ante los secretarios de juzgado, permite a aquellos o aquellas que no dispongan de cobertura social beneficiarse de la asistencia médica y de los subsidios mínimos que asisten a su compañero. A cambio, el contrato entraña la desaparición de los subsidios de viudedad, de padre separado y de la pensión de separación derivados de su situación anterior, y proclama la responsabilidad solidaria de las deudas contraídas por una de las partes.

A la hora de establecer fechas y condiciones de las vacaciones laborales, las empresas tendrán que considerar a los firmantes de los PACS en pie de igualdad con los matrimonios. También la Administración valorará esa condición en los casos en los que los extranjeros reclamen el permiso de residencia y la ciudadanía francesa.

El derecho de arrendamiento queda traspasado automáticamente en caso de fallecimiento o de abandono del domicilio del titular de la vivienda. La definición de concubinato en el Código Civil abarcará expresamente, desde ahora, a las parejas homosexuales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS