LIBER 99

Víctor García de la Concha define el castellano como una lengua permeable

El director de la Academia confía en el dinamismo del español

Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española, abrió ayer las actividades culturales de la Feria Internacional del Libro, Liber 99, con una radiografía del estado de la lengua. El director de la Academia aseguró, poco antes de iniciar su conferencia en la Casa de América, que el lenguaje refleja el estado de una sociedad. "Si el castellano se impuso como lengua oficial en España, fue por su enorme permeabilidad".

Más información

"Todo ha comenzado y comienza con la palabra. La historia, las naciones y el amor son hechos verbales", aseguró García de la Concha antes de realizar un diagnóstico del estado actual de la lengua española. A su juicio, "la poca y mala lectura de libros empobrece los hábitos lingüísticos de los hablantes".En esta aseveración coinciden también con la Real Academia Española las distintas academias hispánicas. La filosofía de estas instituciones es que la lectura hace a los ciudadanos más libres: "El hábito de leer enriquece a las personas, además de ampliar conocimientos y mejorar su capacidad de análisis", aseguró García de la Concha, que analizó también los problemas actuales del lenguaje. Su idea es que "hay que relativizar la amenaza del inglés y del lenguaje técnico".

Para definir el estado actual de la lengua española, García de la Concha recurrió al análisis histórico e hizo un breve resumen de la forma en que surgió el castellano como lengua oficial. Se remontó a la época de la Reconquista y al momento en que se necesitaba una lengua que sirviera como código de comunicación entre árabes, judíos, vascones y castellanos, entre otros. "El castellano se impuso por su carácter mestizo y porque era muy permeable a los préstamos. Así tenemos 4.000 arabismos, cantidad de germanismos, italianismos, galicismos y ahora se están asumiendo los anglicismos", aseguró García de la Concha, quien además sostuvo que el castellano nació con voluntad de español y de universalidad.

La elección del castellano por Alfonso X El Sabio como lengua de cultura sentó las bases para el nacimiento de una norma oficial. A partir de ese momento, el castellano, con voluntad de español, triunfó en Castilla. Los historiadores constataron después que la extensión de la lengua en toda la península no se debió a ninguna imposición. El director de la Academia recurrió a las palabras de Salvador de Madariaga -"un federalista"- para demostrar que el castellano invadió toda la península cuando el rey de Castilla carecía del menor asomo de autonomía sobre estos reinos.

Aragón y Cataluña

Como ejemplos concretos, García de la Concha citó también el caso de Aragón, que desde comienzos del año 400 se convirtió en un dominio lingüístico del castellano, y Cataluña, donde, desde mediados del siglo XV, se escribía poesía en castellano; en el XVI se hace lengua internacional con Carlos I, y en esos años se documentan reposiciones teatrales en Rentería y Lesaca. "Todo este equilibro se rompería después con el Decreto de Nueva Planta de 1716", concluyó García de la Concha.

El director de la Academia se refirió también a los caracteres actuales de la lengua. "El español es una lengua popular, democrática e íntimamente unida en su estructura sintáctica, fonética y ortográfica. Las diferencias son de léxico, pero eso no afecta a su estructura unitaria", afirmó García de la Concha.

El director de la Real Academia se refirió también al dinamismo del español y a su importancia para el futuro, especialmente en Hispanoamérica. Cerca de 400 millones de personas hablan el español en el mundo y se trata de una lengua en clara expansión. Sólo uno de cada 10 hablantes de la lengua es español. "El dinamismo está en Hispanoamérica, y de ahí que la Real Academia desarrolle una política de unidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 06 de octubre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50