Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS CUENTAS DEL ESTADO PARA EL 2000

Los distintos ministerios se reparten 19,76 billones de pesetas

De la cifra total de gasto prevista para el Estado en el año 2000, 19,76 billones de pesetas, el mayor volumen corresponde al Ministerio de Sanidad (4,27 billones de pesetas). Si se incluyen la totalidad de centros gestores que se financian con fondos del Estado, la partida más importante es la recibida por las comunidades autónomas y los ayuntamientos (4,52 billones de pesetas, más otros 141.000 millones del Fondo de Compensación Interterrirorial).Ésta es también la cifra que más crece (un 22,6%), debido al traspaso de competencias a algunas comunidades autónomas en materia de enseñanza no universitaria (Cantabria, Murcia, Madrid, Castilla y León, Extremadura y Ceuta). A esto obedece que el presupuesto de Educación y Cultura baje un 42,6% respecto de 1999 y se reduzca a 644.279 millones de pesetas. En cifras homogéneas, el aumento es del 9,8%.

La segunda partida en importancia es la destinada a deuda pública, que supone el 14,2% del total y se eleva a 2,8 billones de pesetas. El Gobierno estima que, gracias a la reducción de tipos de interés, los fondos para remunerar la deuda se reducirán un 7,8%. Deuda pública, Ministerio de Educación y Ministerio de Presidencia, son los únicos centros que reducen sus gastos.

Dentro de los ministerios, el que más crece es el de Trabajo y Asuntos Sociales, cuyo presupuesto para el 2000 asciende a casi 842.000 millones, un 20% más que el año anterior. Esto responde, sobre todo, a que Trabajo asume 215.000 millones de pesetas de prestaciones no contributivas antes financiadas por la Seguridad Social. El traspaso es un compromiso del Pacto de Toledo.

Otro crecimiento importante es el del Consejo General del Poder Judicial (16,1%), si bien su volumen es relativamente reducido: 6.091 millones de pesetas en el año 2000. El Ministerio de Justicia se apunta también un alto crecimiento de sus gastos (el 7%) por encima de la media (el 4,7%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1999