Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS CUENTAS DEL ESTADO PARA EL 2000

El coste social crece un 6,1% y supone más de la mitad del total

Pensiones, sanidad y desempleo absorben la mayor parte de un total de 18,5 billones

El gasto en las diferentes partidas sociales que incluyen los Presupuestos del 2000 consolidados (Estado, Seguridad Social y organismos autónomos) ascenderá el año próximo a 18,54 billones de pesetas, un 6,1% más que el año anterior y un 55,1% del total (33,64 billones).Dentro de los gastos sociales, la principal partida son las pensiones, que ascienden a 9,30 billones de pesetas, un 27,7% del total y un 5,5% más que el año anterior. De ellas, las pensiones contributivas ascienden a 8,34 billones de pesetas, un 5,7% más que el año anterior.

Esto incluye la revalorización (2%) según la inflación prevista para el 2000, la compensación por la desviación del IPC de 1999, un incremento del colectivo de pensionistas estimado en el 1,4%, y un aumento del 2,2% por el efecto sustitución (los nuevos jubilados entran con pensiones más altas). Además, el Gobierno ha acordado con los sindicatos un aumento medio del 5,4% para las pensiones más bajas. Igualmente, se incluye el fondo de reserva de 60.000 millones de pesetas, en cumpliento de los compromisos del Pacto de Toledo.

La segunda partida en importancia dentro del gasto social es la destinada a sanidad, que el año que viene asciende a 4,45 billones de pesetas, un 13,2% del total y un 8% más que el año anterior. El mayor volumen de recursos, 4,02 billones, es el destinado al Insalud, casi 300.000 millones más que el año anterior.

De esta cantidad, 2,69 billones son gestionados por las comunidades autónomas que tienen transferido este servicio (Andalucía, Cataluña, País Vasco, Valencia, Galicia, Navarra y Canarias).

Los gastos en desempleo e incapacidad temporal tendrán el año próximo un presupuesto de 1,86 billones, el 5,6% del total, con un descenso del 1,7% sobre el año anterior. Esto responde a que se prevé una reducción del número de parados en unos 200.000 el año próximo.

Dentro de esta partida se incluye la nueva renta de inserción para parados mayores de 45 años que alcanza los 50.000 millones de pesetas. A fomento del empleo se destinan 774.600 millones de pesetas, un 9,5% más. La rebaja de las cotizaciones por desempleo (0,25 puntos) representa una disminución de 40.000 millones en los ingresos. El esfuerzo global en estas políticas activas es del 22,2%.

El gasto en educación asciende a algo más de medio billón de pesetas, con un crecimiento del 9,8% respecto de 1999, una vez descontadas las transferencias en educación no universitaria que se harán a las comunidades autónomas, por valor de medio billón de pesetas.

Fuera de los gastos sociales, la principal partida es la representada por la inversión. Ésta supone 1,71 billones de pesetas en el año 2000, un 5,1% del total y un 8,5% más que el año anterior. El mayor volumen corresponde a las infraestructuras (1,2 billones).

El Plan de Autopistas se dotará con 48.000 millones de pesetas, AENA (Aeropuertos Españolas y Navegación Aérea) con 154.718 millones y Puertos del Estado con 79.226 millones de pesetas. Renfe y FEVE realizarán inversiones en infraestructura viaria por valor de 127.000 millones de pesetas. Las inversiones gestionadas por Medio Ambiente ascenderán a 354.244 millones.

Desde la Administración central se realizarán transferencias a las comunidades autónomas y los ayuntamientos por valor de 5,7 billones de pesetas, con un crecimiento del 19,7% sobre el año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1999