Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
47º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

El cine vuelve al Victoria Eugenia

Canal + recupera para su fiesta anual el tradicional edificio del certamen donostiarra

Las luces volvieron anoche a iluminar el teatro Victoria Eugenia. El viejo edificio, apartado del cine por los cubos del Kursaal, recuperó ayer su esplendor. La tradicional fiesta de Canal + volvió a reunir, por tercer año consecutivo, a los actores, directores, productores y demás creadores que conviven estos días en San Sebastián.Las grandes estrellas de la noche fueron la actriz Anjelica Huston (que comparte este año el Premio Donostia con Vanessa Redgrave y Fernando Fernán-Gómez), el actor inglés Ralph Fiennes, el actor escocés Peter Mullan y su compañera de reparto en Miss Julie, Saffron Burrows. Todos ellos devolvieron con su presencia todo el glamour al viejo edificio. Fue, de todo lo que se ha visto en este festival, uno de los momentos más estelares.

Emocionados

Pero no fueron los únicos que subieron las escaleras. Otros, quizá más emocionados por recuperar por una sola noche aquel lugar, siguieron el mismo camino: Fernando Fernán-Gómez, el cineasta y presidente del jurado Bertrand Tavernier; las actrices Marta Belaustegui, Julieta Serrano, Adriana Ozores y Emma Cohen; los directores Emilio Martínez Lázaro, Mateo Gil, Juan Carlos Fresnadillo, José Luis Cuerda, Fernando León, Julio Medem, Montxo Armendáriz, Gerardo Herrero, Agustín Díaz Yanes; el guionista Manolo Matji y el actor Juanjo Puigcorbé eran, entre otros, parte de los asistentes.

Los anfitriones de la fiesta, el consejero delegado de Sogecable, Javier Díez de Polanco, y José Manuel Lorenzo, director de Canal +, junto a otros directivos de la cadena, recibían a los invitados en la terraza del teatro. Desde allí se veía el Kursaal iluminado, a pesar de que a esas horas ya estaba completamente vacío.

Muchos invitados habían llegado desde el edificio de Moneo, donde habían asistido a la proyección de La lengua de las mariposas, la película de José Luis Cuerda que, dentro de la sección oficial, aunque fuera de concurso, despertó ayer una ovación de más de diez minutos después de su presentación en el festival.

Antes de que incluso terminara la película, la socialista Rosa Díez se había levantado de su sitio para arrancar el primero de los aplausos que recibió la película; su inesperado final provocó la reacción unánime de la sala. Desde allí, sus actores y los espectadores invitados asistieron a una cena fría en el Victoria Eugenia.

Anjelica Huston

Una espectacular Anjelica Huston se mezcló con los invitados, saludando a la gente que se acercaba a ella sin conocerla, y disfrutó de la fiesta y de la música como si fuera una más. Ralph Fiennes, más tímido (aunque no menos simpático), se quedó en un palco viendo de lejos la pista de baile; mientras, Peter Mullan se acodó en una barra para disfrutar de lleno de la noche. Los dos actores, criados en el teatro, habían estado cenando en un restaurante cercano al hotel María Cristina antes de ir a la fiesta de Canal + junto a la hermana de Fiennes, Martha, cuya película Onegin cerrará mañana esta 47ª edición del festival.

La fiesta de anoche acabó con lo que era el patio de butacas del Victoria Eugenia convertido en una discoteca, con una escenografía en la que viejas glorias de Hollywood compartían sitio con las nuevas, con música de los años sesenta y setenta de fondo y con unas chicas bailalando sobre un escenario futurista instalado para la ocasión. A altas horas de la madrugada, el lugar seguía lleno de gente que disfrutaba con una de las grandes noches de estos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 1999