Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Insalud hará pruebas de detección precoz del Alzheimer en el 2000

El próximo año se aprobará un plan nacional

A partir del año próximo, el Insalud empezará a aplicar a todos los mayores de 75 años unas pruebas para la detección precoz de la enfermedad de Alzheimer. Esta medida, que consistirá en unos sencillos test que se harán en el ámbito de la atención primaria, fue anunciada ayer por el ministro de Sanidad, José Manuel Romay Beccaría, en la celebración del Día Internacional del Alzheimer, donde se presentó un documento elaborado por la Federación Española de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer.

Romay también dijo durante el acto que los cuidados asistenciales a estos enfermos formarán parte desde el próximo año de los servicios de atención primaria. "Para ello se potenciará la atención domiciliaria y se crearán equipos de soporte mixtos, que darán una mejor respuesta a las necesidades de enfermos y familiares", dijo.Para el desarrollo de estos objetivos, la Escuela Nacional de Salud impartirá a los profesionales de atención primaria una diplomatura de 300 horas sobre cuidados a los enfermos de Alzheimer, a partir del 2 de noviembre.

El ministro de Sanidad se refirió igualmente a la creación del Club de Alzheimer, en el seno del Fondo de Investigaciones del Instituto Carlos III, cuyo cometido será la investigación básica y epidemiológica de esta demencia.

Romay afirmó que a principios del próximo año será aprobado previsiblemente el Plan Nacional de Alzheimer, que supone la aprobación de 30.000 camas sociosanitarias con la colaboración del sector privado. Según Rafael Peñalver, asesor del subsecretario de Sanidad, este plan nacional, que empezó a gestarse a finales de 1997, está siendo elaborado por los ministerio de Sanidad y Consumo y de Trabajo y Asuntos Sociales, con la participación de expertos y sociedades científicas.

"El plan da prioridad a la formación de los profesionales de atención primaria, a la investigación y, muy especialmente, al apoyo social a la familia, ya que se incrementarán los recursos para mantener al enfermo en su entorno habitual. Con este fin se van a crear más centros de día y se van a aumentar las plazas para ingreso en instituciones", aseguró Peñalver.

Amalia Gómez, secretaria de Asuntos Sociales del Ministerio de Trabajo, destacó que el plan recoge medidas de ayuda en el trabajo para los cuidadores de Alzheimer, como la posibilidad de conseguir la excedencia o de elección de media jornada.

Este departamento ministerial ha puesto en marcha un programa de colaboración con las comunidades autónomas por el que se distribuyen entre los gobiernos autonómicos los 5.300 millones de pesetas destinados al Plan Gerontológico.

"De ellos", dijo Gómez, "más de 300 millones se están destinando a programas para la atención de enfermos de Alzheimer y otras demencias. Para el próximo año está previsto que esta cifra se incremente en 500 millones".

La Federación Española de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFAF)destacó la necesidad de financiar el plan con realismo para que elproyecto genere los resultados deseados.

La AFAF considera de gran importancia la protección jurídica de la familia y el afectado, y sugiere la creación de las figuras de juez y fiscal, especializadas en demencia, según recoge el libro blanco de la justicia del Consejo General del Poder Judicial.

La AFAF expresó que ha detectado situaciones de marginación del enfermo de Alzheimer y otras demencias en el acceso a las prestaciones y otros recursos, en contradicción con lo establecido en el borrador del plan de atención, que recoge la obligación de "facilitar el acceso a los recursos existentes".

De las 400.000 personas diagnosticadas en España de Alzheimer, el 70% reside con su familia. Esta enfermedad afecta directa o indirectamente a más de dos millones de españoles y genera unos elevados costes sanitarios sociales y familiares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de septiembre de 1999