Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez suspende una subasta de fotografías, manuscritos y dibujos de Santiago Ramón y Cajal

La subasta de objetos de Santiago Ramón y Cajal que hoy tenía previsto celebrarse en la galería Fernando Durán de Madrid se ha suspendido por orden de la juez María Ángeles Barreiro Avellaneda, titular del Juzgado de Primera Instancia número 27 de Madrid.En total estaba previsto subastar (entre otras piezas de arte y de antigüedades, que sí se subastarán) 37 lotes compuestos por fotografías, libros, documentos, manuscritos y dibujos pertenecientes al científico español. Todo con un valor de salida de cinco millones de pesetas.

La suspensión ha sido provocada por la denuncia de Ángeles Cajal, nieta del científico. "Es una denuncia temeraria que se ha llevado a trámite por precaución, pero que no está fundamentada", señaló ayer Álvaro Durán, director de la galería. Según Durán, las piezas pertenecen al hijo de un conocido colaborador y discípulo de Ramón y Cajal y jamás han estado incluidas en el inventario del legado del científico, lo que descarta cualquier posibilidad de robo (como insinúa la denuncia) o de sustracción ilícita del Instituto Cajal.

"La denuncia no tiene sentido. Se trata de un avasallamiento temerario, admitiendo cosas infundadas y atacando sin fundamento la honorabilidad de las personas", afirma Durán.

El subastador añadió ayer que este suceso provocará un grave daño para la puja. "Han perjudicado la subasta y por ello vamos a pedir daños y perjuicios, que son notorios y muy importantes, porque no se puede celebrar una puja bajo esta presión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1999