Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un "corto" de Mateo Gil vence en el Festival de Badajoz

La quinta edición del Festival de Cine Ibérico de Badajoz, que se clausuró ayer, otorgó el primer premio, dotado con un millón de pesetas, al cortometraje de Mateo Gil Allanamiento de morada. El segundo premio fue para Patesnak, un cuento de Navidad, cortometraje que también consiguió el Premio a la Mejor Dirección. Susana Monge, por A violeta, y Emilio Linder, por Los dardos del amor, coparon los premios a la mejor actriz y al mejor actor, respectivamente. Paraísos artificiales, corto dirigido por Achero Mañas, alcanzó el Premio a la Mejor Fotografía y quizá uno de los más importantes, el Premio del Público. El Premio Reyes Abades al Mejor Guión fue para Mis vacaciones, de Juan Antonio Bayona.Poco a poco, este encuentro entre jóvenes realizadores de España y Portugal, por el que han pasado en anteriores ediciones cortometrajes de la talla de Esposados, que optó al Oscar; Hotel Oasis y La madre, dos premios Goya, o los trabajos de Javier Fesser, va creciendo tanto por los cortometrajes que se presentan a concurso (en esta edición han sido 85, de los que se seleccionaron 24) como por la respuesta del público. Este año ha podido verse además un ciclo en versión original dedicado a Billy Wilder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 1999