Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN YUGOSLAVIA Los refugiados

Bonino quiere reorganizar los campos

"He venido aquí en el Día de Europa porque los Balcanes son Europa, he venido a confirmar nuestra ayuda y a intentar mejorar la coordinación", declaró la comisaria europea de Ayuda Humanitaria, Emma Bonino. La ayuda europea, entre Bruselas y los 15 Estados miembros, supera los 400 millones de euros (67.000 millones de pesetas).La comisaria responsable de ECHO -la agencia humanitaria de la Comisión- ha viajado a la zona para consagrar la puesta en práctica de un nuevo concepto de "campo de refugiados". Los campamentos de urgencia, a base de tiendas, sólo podían montarlos los soldados de la OTAN y los Ejércitos o servicios de Protección Civil de los Estados miembros. Pero a medio plazo "son insostenibles", argumenta Bonino. Porque los expertos calculan que el retorno de los deportados a su Kosovo natal requerirá medio año en el mejor de los casos, si media una solución política al conflicto. Y antes llegarán los calores veraniegos y las lluvias otoñales. Por eso ECHO ha iniciado el montaje de campos de tamaño medio, más permanentes, utilizando edificios en desuso. Los ha rehabilitado y ha encargado su gestión a ONG colaboradoras.

Sirven para desconcentrar los hacinados y vulnerables campos fronterizos (los serbios pueden "crear una catástrofe" en cualquier momento), permiten una vida más digna a sus habitantes, "y tienen la ventaja de que quedarán como instalaciones públicas útiles a la población albanesa cuando los refugiados vuelvan a casa", razona Bonino.

Hay otras alternativas en discusión. La más novedosa es la instalación de casas prefabricadas. Supone una ventaja política: podrían trasladarse después a Kosovo. Pero también múltiples problemas de intendencia -su conexión a la red de suministro de aguas- y de coste económico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de mayo de 1999