Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escritor Gore Vidal señala que la prensa de EE UU ignora su persona y su obra

El novelista presenta en Madrid su último libro y critica los bombardeos sobre Yugoslavia

El escritor Gore Vidal tiene fama de ser un feroz fustigador del sistema y de la política de Estados Unidos. No defraudó ayer las expectativas al presentar en Madrid su última novela, La Institución Smithsoniana (Grijalbo-Mondadori). El novelista propuso que la Unión Europea pida a Estados Unidos que se retire del continente, calificó de ilegales los bombardeos sobre Yugoslavia y sentenció que en Norteamérica mandan las grandes multinacionales. Ensayista y narrador, Gore Vidal señaló ayer que los medios de comunicación de Estados Unidos suelen ignorar su persona y su obra.

Gore Vidal nació en 1925 en la famosa Academia de West Point, y siendo joven participó en la II Guerra Mundial. Algunas de sus obras históricas o de ficción están ambientadas en momentos bélicos. Pocos intelectuales hay más idóneos para opinar de este fin de siglo marcado por los bombardeos de la OTAN sobre Yugoslavia. A lo largo de hora y media de comparecencia ante los periodistas, Gore Vidal calificó de ilegal el ataque de la Alianza Atlántica tras comentar: "Según la Constitución americana, sólo el Congreso puede declarar la guerra a otro país. Ahora bien, cabe recordar que Estados Unidos ha participado en cerca de un centenar de conflictos desde la II Guerra Mundial y nunca ha habido una declaración formal de guerra. Ahí están los casos de Vietnam, Corea o Panamá, por citar algunos ejemplos".Este escritor, que reparte el año entre una casa al sur de Nápoles y otra en California, subrayó que la OTAN perdió su sentido original cuando se derrumbó el comunismo en Europa oriental y cuando se desintegró la Unión Soviética. "En Estados Unidos nunca se ha temido a los rusos, pero durante la guerra fría interesó asustar a la población norteamericana para recaudar impuestos con vistas a la carrera de armamentos. El Gobierno de Washington debería renunciar a su imperio y dedicar el dinero a cuestiones tan frívolas como la educación o la sanidad. El problema es que Europa no cuenta con líderes capaces de combatir este estado de cosas y plantar cara a los norteamericanos".

Junto con nombres como Noam Chomsky, el autor de La Institución Smithsoniana es uno de los contados escritores de Estados Unidos abiertamente críticos con el american way of life. Estas posturas antisistema se hallan en el origen de la escasa repercusión que las ideas y las obras de Gore Vidal alcanzan en los medios de comunicación. "Resulta curioso comprobar", manifestó, "nuestra audiencia en universidades o en centros culturales y la escasa proyección de nuestro trabajo en la prensa, la radio y la televisión". Gore Vidal se mostró pesimista sobre la aparición de gente crítica entre los jóvenes estadounidenses, y bromeó al respecto: "Es difícil asaltar el Palacio de Invierno cuando los ciudadanos de Estados Unidos suelen pasar ocho horas diarias viendo la televisión".

Visión imperialista

A juicio del escritor, los medios de comunicación de Estados Unidos reflejan una visión imperialista del mundo. "Es imposible ver una historia de denuncia sobre la industria nuclear en cadenas de televisión, que son propiedad de General Electric o de compañías de ese tipo". Gore Vidal ilustró con un ejemplo esta dependencia de los políticos de las multinacionales. "Los Clinton intentaron crear un sistema de Seguridad Social en el único país desarrollado que no dispone de este tipo de cobertura sanitaria. Pero la presión de las firmas de seguros médicos fue tan enorme que tramaron todo un compló para impedir la reforma sanitaria", dijo.Pese a todas sus diatribas contra Estados Unidos, Gore Vidal se considera norteamericano y tilda de "mito" que se haya marchado a vivir a Italia. "Sólo paso temporadas en Italia. Desde luego, no soy el escritor americano más popular, aunque tengo lectores fieles que confían en mí porque nunca he estado implicado con el sistema político de Estados Unidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 1999