Suspensos "de escándalo"

Salaburu llevaba bien su comparecencia parlamentaria hasta que Isabel Celaá mencionó un asunto espinoso: la proporción de suspensos. La socialista le lanzó a bocajarro un dato: "El 50% de los estudiantes de titulaciones técnicas no aprueba ni una asignatura en primero". Celaá no desveló de dónde procedía la cifra. El peneuvista Arregi le echó un capote cuando añadió: "También en las carreras no científicas alcanzan niveles escandalosos". Salaburu respondió que "es mentira". Añadió que no existen datos objetivos sobre el fracaso en la UPV. El rector acababa de desgranar los retos que se le avecinanan a la universidad pública vasca. Insistió a los parlamentarios en que el futuro de la universidad es un "problema social". A su juicio, la UPV y el resto de las universidades de su entorno deben plantearse cómo pugnar en un mundo de feroz competencia por el alumnado. Propuso la elaboración de un libro blanco de la educación superior en Euskadi.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de abril de 1999.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50