Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PROCESO DE PAZ

El desmarque de ETA de la violencia callejera no frena los ataques selectivos

El desmarque de ETA de la actividad de la lucha callejera no ha servido para frenar los ataques contra personas y bienes en el País Vasco. El atentado contra la emisora de Onda Cero en Vitoria, que ayer reanudó sus emisiones, y contra un electricista que se llama como el parlamentario del PP Carlos Urquijo, no hacen sino confirmar que la violencia callejera, con o sin cobertura política, sigue adelante. El miembro del PNV Iñigo Urkullu pidió ayer a EH una crítica más clara contra estos actos para "firmar" un pacto de Gobierno.

Los dos ataques de los violentos que se produjeron en Vitoria la madrugada de ayer destrozaron los estudios de la emisora Onda Cero, y la puerta de acceso de la vivienda de un ciudadano sin vinculación política pero cuyo nombre coincide con el del parlamentario del PP, Carlos Urquijo. Varios vecinos tuvieron que ser desalojados de sus viviendas por el peligro que entrañaba el fuego provocado en los estudios de la emisora de radio, que quedaron calcinados.Ni el desmarque de ETA de este tipo de acciones, ni el llamamiento del portavoz de EH, Arnaldo Otegi, a responder a la "agresión de los Estados español y francés con medidas políticas", consiguieron frenar los ataques.Es más, en Irún aparecieron pintadas amenazantes contra el concejal del PP, Borja Samper, cuyo nombre apareció dentro de una diana de color rojo. Las pintadas aparecieron en una fachada próxima al Consistorio.

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, declaró ayer que estos sabotajes "son actos instalados en la violencia y en la subcultura de un sector del País Vasco".

Más crítica

Carlos Urquijo, el parlamentario cuyo nombre coincide con el ciudadano atacado, dijo ayer que había hablado con los agredidos y que se sentía preocupado, no tanto por el hecho de que los agresores se hayan fijado en él, sino por su entorno familiar. "El hecho de que estos canallas ataquen también a la familia de los políticos no tiene nombre", declaró.El parlamentario del PNV y presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara vasca, Iñigo Urkullu, pidió ayer a EH que se desmarque públicamente de los actos de violencia callejera para llegar a una colaboración "firmada" con el Gobierno vasco, PNV-EA, porque, a su juicio, la formación abertzale "ha de saber quiénes cometen los actos de violencia callejera, si es gente de su entorno y si tiene alguna responsabilidad en ellos".

Sin embargo, el portavoz de EH, Arnaldo Otegi, ha declarado que no se puede atribuir a Jarrai la autoría de la lucha callejera. "En Jarrai hay muchos militantes que trabajan en sus respectivos ámbitos, sindicales, educativos, y no se les puede atribuir estos hechos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1999

Más información

  • Onda Cero reanuda sus emisiones tras el ataque a la sede de Vitoria