Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PROCESO DE PAZ

El PNV denuncia una injerencia del Gobierno en la justicia que "degenera" el Estado de derecho

El PNV confrontó ayer la "degeneración" del Estado de derecho y del sistema democrático español con el buen camino emprendido, según su teoría, por la construcción de Euskadi a manos del Pacto de Lizarra. El documento aprobado por la ejecutiva peneuvista con motivo de la celebración, el próximo domingo, del Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca) sostiene que el Estado de derecho está "degenerando más y más cada día". Según el portavoz Joseba Egibar, "es evidente el impulso político que está caracterizando a determinadas actuaciones judiciales". "La división de poderes en el Estado español ya es historia, porque el Ejecutivo está inyectando doctrina al resto de poderes, sobre todo al judicial", dijo. El documento establece que el Pacto de Lizarra, "y no la victoria militar que preconiza el Gobierno de Madrid", es la vía segura para que "ETA se extinga".

El Partido Nacionalista Vasco celebrará el Aberri Eguna en la Feria de Muestras de Bilbao. Por la mañana los electos de los partidos nacionalistas -PNV, EH y EA- realizarán una serie de actos conjuntos, pero no se mezclarán cuando cada partido se dirija a sus bases y militantes para conmemorar, como todos los domingos de Resurrección desde 1931 -salvo el paréntesis del franquismo-, el Día de la Patria Vasca. Para esta ocasión, la primera vez que se celebra en medio de una tregua indefinida de ETA, la ejecutiva del PNV ha elaborado un documento de 14 folios en el que contrapone el avance de la "patria vasca" y la mejora de su economía, bienestar social y cultura frente a la "degeneración día a día" del epicentro en el que se asienta el Estado de derecho, la separación de poderes.El PNV describe, no sin ciertas dosis de victimismo, cómo este partido ha asistido a toda clase de ataques y a una especie de derrumbamiento de su entorno más allá de los límites del País Vasco. "Este denostado PNV", cita literalmente el documento aprobado por la ejecutiva nacionalista, "ha resistido durante decenios a la violencia de Franco; ha presenciado también la violencia del Estado, incluso en su propia carne; ha convivido con la crueldad del GAL, crueldad del Estado que se va diluyendo en la más trágica impunidad, está contemplando el deterioro de la Constitución y la burla al Estatuto; y asiste estupefacto al aherrojamiento de la Justicia, sobre todo en sus niveles más altos, por las instancias políticas, mientras el Estado de derecho, en vez de perfeccionarse con la práctica democrática, está degenerando más y más cada día".

Doctrina política

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, profundizó en este asunto cuando, a preguntas de los periodistas, respondió que "la división de poderes es historia. Aquí hay un Ejecutivo que está inyectando o impulsando doctrina al resto de poderes, sobre todo al Judicial". Una línea de crítica que ya había sido apuntada por el propio presidente del PNV, Xabier Arzalluz, en un artículo de opinión publicado en el diario Deia, en el que se confesaba admirador del juez Javier Gómez de Liaño y creyente de las críticas vertidas por este magistrado en su libro Pasos perdidos contra el funcionamiento de la Justicia.El registro en la sede de HB de San Sebastián ordenado por la juez María Teresa Palacios y anulado posteriormente por el juez Baltasar Garzón ha servido al PNV para escenificar con más argumentos el enterramiento de la independencia del Poder Judicial.

El PNV dedica trece de los catorce folios a explicar por qué abandonó el centro político que suponía la apuesta por el Estatuto de Gernika, y a justificar el giro hacia posiciones soberanistas abanderadas por EH y EA. Y lejos de presentar cualquier atisbo de autocrítica, o de ofrecer canales de diálogo a la oposición, el PNV asegura: "Nunca olvidaremos ni al PP ni al PSOE" en la pasada campaña electoral autonómica.

El partido de Arzalluz deja muy claro que la apuesta política de la Declaración de Lizarra es prácticamente la única salida al conflicto, y por tanto un acierto del PNV en su compromiso de conseguir la paz. El documento tampoco deja lugar a la duda cuando asegura que Lizarra "es la vía segura de que ETA se extinga y no las vías de victoria militar que preconiza el Gobierno de Madrid de la mano de su ministro del Interior".

Los nacionalistas elogian que con Lizarra HB ha progresado "en la práctica de vías políticas e institucionales", en contraste con el PP, que "ha ido saboteando sistemáticamente los principales puntos del Pacto de Ajuria Enea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1999

Más información

  • Subraya que Lizarra es la vía segura para que ETA se extinga, y no la "victoria militar" del PP