Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PROCESO DE PAZ

Mayor dice que el manifiesto es "otro regalo a ETA"

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, respondió ayer desde Zamora al manifiesto que el Partido Nacionalista Vasco ha elaborado para la celebración, el próximo domingo, del Aberri Eguna. El ministro definió el discurso que el parlamentario nacionalista Joseba Egibar leyó por la mañana como "un regalo más a ETA, otro obsequio para que los terroristas se sientan felices ante la actitud, en este caso, del PNV".Jaime Mayor precisó que las palabras de Egibar no le sorprenden porque "están en la lógica de los últimos acontecimientos que se producen alrededor del frente de Estella [Pacto de Lizarra]". Matizó que este tipo de discursos provienen de "aquellos que no quieren un Estado fuerte y sólido y que, en ocasiones, tampoco quieren una España consolidada".

Además, el sistema de reparto de poderes demuestra la firmeza de la democracia española, en opinión del responsable de Interior. Por contra, el texto del PNV considera que el Estado de derecho se está degenerando y que el reparto de poderes ya "es historia".

El secretario general del Partido Popular en el País Vasco, Carmelo Barrio, coincidió con el ministro sobre la necesidad que tiene el PNV de complacer a ETA. Barrio acusó a la dirección de la formación nacionalista de ser "unos señoritos vascos que juegan a radicales". El secretario del PP añadió que "es una desfachatez criticar el Estado de derecho cuando se va de la mano de sus peores enemigos".

Panfleto reaccionario

El PSE-PSOE también manifestó su desacuerdo. Rosa Díez, portavoz adjunta de los socialistas en el Parlamento de Vitoria y próxima cabeza de lista en las elecciones al Parlamento Europeo del 13 de junio, criticó duramente el texto. "Es un panfleto reaccionario, al más viejo estilo sabiniano", dijo en alusión al fundador del PNV, Sabino Arana. Rosa Díez sostiene que el discurso es "el mismo que hicieron el otro día los del Ku Klux Klan vasco, el que viene haciendo ETA, y ahora el PNV".Además, se mostró indignada porque el documento, al defender que no hay democracia en Euskadi, justifica la actitud de los miembros de Jarrai y la kale borroka (lucha callejera).

Por parte de la coalición IU, el portavoz del Grupo parlamentario, Felipe Alcaraz, también atacó el manifiesto. Alcaraz criticó la denuncia sobre el "impulso político" que se da a "determinadas actuaciones judiciales". Para este parlamentario, "no es aceptable tal análisis, porque la Justicia es un poder independiente que no puede estar en tregua".

Izquierda Unida, no obstante, considera que ciertas posiciones del PSOE y del PP son electoralistas y les recomienda que para salir del estancamiento es necesario no "satanizar" al PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1999