Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosendo grabará en la antigua cárcel de Carabanchel su nuevo disco en vivo

La recaudación del concierto se destinará a la lucha contra el sida

Rosendo Mercado está dispuesto a "exorcizar" los malos espíritus de la cárcel de Carabanchel con un concierto que dará a luz su próximo disco en directo. El edificio de este centro penitenciario madrileño será derruido en abril y el rockero de Carabanchel quiere celebrarlo, desde dentro, con música. La recaudación por la venta de entradas será destinada a la ONG Basida, que se ocupa de enfermos terminales de sida.

Siempre hay una historia es el título del disco que grabará Rosendo en directo, el próximo día 26 en la cárcel de Carabanchel, a partir de las 21.00. Y no es sólo una, son muchísimas las historias que guardan los muros de este centro penitenciario, cargado de dramas y de tragedias. "Vivo detrás de esa cárcel desde que tenía cuatro años", dijo ayer Rosendo. "Pensé que sería buena idea hacer un concierto ahí dentro antes de que la tiren, porque tiene un significado especial para mí".Rosendo recuerda que de pequeño le asustaban esos muros y lo que había dentro. "Me decían que allí estaban los hombres malos y peligrosos. Me llenaron de ideas insanas. Después lo vas asimilando y deseas que desaparezca ese edificio que marca tanto un barrio como el nuestro".

El rockero no quiere hacer de este concierto un acto reivindicativo. "No más allá de lo que pueda ser recuperar esos terrenos para el barrio y que se les dé un buen uso", afirmó.

Hace una década que Rosendo no grababa un disco en directo. "Siempre he pensado que hay que hacer discos en directo cada cierto tiempo. No tocaremos temas nuevos, sólo los del último trabajo y algunos antiguos, que siempre caen".

Iba a ser un concierto gratuito, pero han preferido cobrar la entrada para que no se convierta en una feria de curiosos. "Queremos que sólo vengan los que les interese nuestra música. Por eso decidimos poner un precio a la entrada, que sólo costará mil pesetas, y donar la recaudación a una organización como lo es Basida, que tiene casas de acogida para enfermos terminales de sida. Muchos de ellos provienen de cárceles como ésta". Rosendo, con más de veinte años de carrera, es uno de los músicos españoles más respetados dentro del rock, y piensa que todavía le queda cuerda para rato. "Tengo un público fiel, que se renueva. El 80% de los que van a mis conciertos tiene menos de 25 años. Si no fuera así no me interesaría seguir en activo", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1999