Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez diseñadores se asocian para luchar contra "la imagen frívola y amateur"

El Reina Sofía acoge la presentación de la entidad, que será presidida por Jesús del Pozo

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía abrió ayer sus puertas a la moda española. La ocasión lo merecía: por primera vez, diez de los modistas con más peso en el mercado se han unido y han levantado los pilares de la Asociación de Creadores de Moda de España, un organismo que nace "con humildad y sentido crítico y con la intención de olvidar el amateurismo" y la imagen frívola que tiene el sector entre la sociedad, según Enrique Loewe, portavoz de la misma. Jesús del Pozo ha sido elegido por sus compañeros como el primer presidente.

Tras medio año de preparativos y organización, Roberto Verino, Jesús del Pozo, Antonio Miró, Victorio y Lucchino, Antonio Pernas, Javier Larrainzar, Elio Berhanyer, Devota y Lomba, Angel Schlesser y Joaquín Verdú se han convertido en los fundadores de la Asociación de Creadores de Moda de España, una organización que nace sin ideología política y con el objetivo de mejorar la productividad y la imagen del sector dentro y fuera del mercado español."Los fundadores llevaban tiempo manifestando su inquietud por la no muy buena marcha del sector", señaló Enrique Loewe, portavoz de la asociación, como punto de partida de la misma durante una rueda de prensa en el museo Reina Sofía en la que sólo estuvo ausente, por problemas de agenda, el creador barcelonés Antonio Miró. "Desde la humildad y el sentido crítico, queremos establecer diagnósticos y buscar soluciones a los problemas de la industria de la moda. Nuestra intención es olvidar el amateurismo y buscar soluciones serias que mejoren nuestra productividad y competitividad. Nuestro país tiene un talento muy significativo en este campo y la moda, como vehículo de comunicación, tiene una enorme magnitud social. Hay que desfrivolizar y destrivializar la moda" continuó Loewe, ante la mirada atenta y el asentimiento de los nueve diseñadores presentes, quienes eligieron al madrileño Jesús del Pozo como presidente para el primer año de vida de la nueva asociación. Aunque la entidad no representa a la totalidad de un enorme sector que da empleo a 274.000 españoles y genera 2,4 billones de pesetas al año (el 1% del PIB), los impulsores creen que su unión puede beneficiar a la imagen de la industria textil y de la confección española en el mercado internacional, donde la presencia de creadores españoles se reduce a un grupo muy limitado de firmas. "Podemos ayudar a que se cree una conciencia de lo que se hace aquí, de nuestro talento y profesionalidad", señala Jesús del Pozo.

Los diez diseñadores, sin embargo, aún no han mantenido ningún contacto con el Ministerio de Industria y con el Consejo Intertextil, organismos a los que pertenece el sector desde sus cimientos hasta sus azoteas, desde la recogida del algodón hasta la confección de prendas. "Solicitaremos reuniones" apuntó Enrique Loewe, quien también manifestó que la asociación se autofinanciará con las cuotas de sus miembros y con patrocinadores privados.

Loewe explicó que no buscan la protección ofical de las administraciones públicas, que se materializa sobre todo en la organización de certámenes como la Pasarela Cibeles. "La moda debería estar cada vez menos subvencionada. Debería ser cada vez más independiente económicamente, cada vez más competitiva", respondió el portavoz a una pregunta sobre si el sector de la confección, como el del cine, debería continuar con subvenciones públicas o simplemente regirse por la ley del mercado, como ocurre en primeras potencias en ambos sectores como Estados Unidos.

Aunque la asociación aún no se ha marcado metas y proyectos concretos -"somos un grupo de reflexión y no tenemos prisa; queremos hacer las cosas bien y no presentaremos un programa hasta dentro de unos dos meses"-, sí tiene el objetivo global de que las exportaciones de moda española se incrementen y aumenten respecto al 23% actual, para igualar a otros países europeos (Francia exporta el 40% de su producción e Italia el 50%).

Cibeles sí, Cibeles no

De los diez fundadores de la asociación, cinco (Del Pozo, Verino, Schlesser, Pernas y Devota y Lomba) han decidido no volver a presentar sus colecciones en la Pasarela Cibeles de Madrid por desacuerdos con los organizadores, IFEMA y la Comunidad de Madrid. Tampoco Antonio Miró asiste al certamen, ya que habitualmente presenta sus colecciones en Barcelona y París. Victorio y Lucchino, Joaquín Verdú, Elio Berhanyer y Javier Larrainzar, sin embargo, si participarán en la próxima edición de la pasarela, que se celebra entre el 9 y el 11 de febrero. "Cada uno ha tomado su propia decisión", señaló Enrique Loewe, quien quiso desvincular a la asociación de la polémica con Cibeles y su presidenta, la Secretaria General de Turismo de la Comunidad de Madrid, María Teresa García Siso.Ésta dio ayer su bienvenida a la nueva organización, y aseguró que seguirá en su cargo a pesar de los insistentes rumores que hablaban de su cese. "Es la primera noticia que tengo. No estaba al corriente de esas informaciones. Nada ha variado, sigo cumpliendo mi tarea", aseguró a este periódico en una conversación telefónica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de enero de 1999

Más información