Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ecografía no siempre es fiable para detectar defectos congénitos, según un estudio

Un estudio realizado por un equipo de investigadores del Servicio Nacional de Salud de Oxford Redcliffe sobre un total de 33.376 bebés nacidos en Gran Bretaña ha puesto de manifiesto que la ecografía durante el embarazo no siempre es fiable para detectar defectos congénitos o malformaciones. El estudio, publicado por la revista The Lancet en su último número, indica que la mitad de los casos con defectos, éstos no habían sido detectados previamente.

De todos los casos analizados, se diagnosticaron anomalías (una vez nacidos) en 725 niños (2% del total), pero de éstos, 369 habían sido considerados sanos tras la prueba con ultrasonidos. Eso significa que el 55% de los casos de anomalía congénita no habían sido observados en la ecografía.

Además, 174 bebés en los que la prueba del ultrasonido encontró sospechas de anomalías, nacieron perfectamente sanos. En 160 de esos niños se llegó a determinar que el falso positivo se debía a la existencia de señales ligeras que inducían a creer en la existencia de malformaciones, señales tales como quistes en el plexo coroidal o engrosamientos de la nuca.

Josep Maria Carrera, presidente de la Sociedad Catalana de Obstetricia y Ginecología, indicó ayer que varios estudios han dado hasta ahora índices diferentes de error en las ecografías y que buena parte de este margen de error no se debe tanto a la fiabilidad de la técnica, sino a las condiciones de su aplicación.

"Está bien establecido científicamente que si las ecografías se realizan en el momento adecuado, es decir entre la semana 18 y la 20 de gestación, y las hace personal suficientemente preparado con los aparatos adecuados, se pueden detectar el 80% de las malformaciones congénitas que comportan alguna alteración física apreciable mediante ultrasonidos". El problema, según el doctor Carrera, es que no siempre las ecografías se realizan en el momento adecuado ni por ecografistas con suficiente experiencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1998