Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CERCO AL EX DICTADOR

Grupos de derechos humanos piden a Clinton que abra el "caso Letelier"

Sheridan Circle, la rotonda de Washington donde fue asesinado con un coche bomba el exiliado chileno Orlando Letelier en 1976, será escenario hoy de una concentración ciudadana para pedir al presidente Bill Clinton que entregue a la justicia española toda la documentación secreta norteamericana que vincula a Pinochet con actos de terrorismo internacional y reabra el caso Letelier. Documentos desclasificados parcialmente confirman que EEUU sabía que el general Manuel Contreras, jefe de la policía política chilena (DINA) y cerebro del atentado contra Letelier, obedecía órdenes de Pinochet.Un telegrama del 15 de abril de 1975 enviado a Washington por el agregado de Defensa norteamericano en Santiago explica el funcionamiento de la DINA y afirma que Contreras "informa exclusivamente y tan sólo recibe órdenes del presidente Pinochet". Contreras está encarcelado en Chile desde 1995 por la presión estadounidense.

Por otra parte, las autoridades judiciales francesas estudian desde ayer las cuatro demandas presentadas el lunes contra el ex dictador por los familiares de ciudadanos franceses desaparecidos durante el régimen militar. La ministra de Justicia, Elisabeth Guigou, aseguró ayer en el Parlamento (entre grandes aplausos) que si los jueces lo piden enviará de inmediato a las autoridades británicas la petición de extradición, informa Reuters.

La sección de Interpol británica ya tiene en su poder una petición suiza para mantener la detención de Pinochet hasta que las autoridades del país helvético decidan si cursan la petición de extradición solicitada por el poder judicial. La policía federal suiza considera que el caso del chileno Alexei Jaccard, desparecido en 1977 dentro de la Operación Condor, es perseguible por las leyes de este país. Fuentes judiciales suizas consideran que este movimiento fortalece las tesis del juez español, Baltasar Garzón.

En Suecia, la campaña para llevar a juicio a Pinochet se ha intensificado. Ayer fueron presentadas cinco muevas denuncias ante los tribunales suecos y mañana está previsto presentar tres en Noruega. La vicepresidenta del Riksdag (parlamento unicameral sueco), Eva Zetterberg, del partido ex comunista de Izquierda, aseguró que su país debe intervenir debido a que "existe un riesgo evidente de que España y el Reino Unido cedan ante las presiones del Gobierno de Chile".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de octubre de 1998