Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo Banco de Tejidos Humanos regulará los trasplantes de piel y huesos

El auge de los trasplantes de tejidos humanos -sobre todo piel, huesos y córneas- ha llevado al Departamento de Sanidad ha crear el Banco de Tejidos Humanos. Este banco se encargará de regular todo lo relacionado con este tipo de intervenciones quirúrgicas y en él se integrarán los bancos locales de los hospitales de Osakidetza que disponen de este servicio. Así, será más sencillo atender las demandas de los pacientes, al garantizarse la obtención, preservación y distribución del tejido.

Hasta ahora, en algunas ocasiones se daba la circunstancia que un hospital disponía de reservas de córneas, pero no de huesos, con lo que no podía afrontar un trasplante óseo. El Banco de Tejidos garantizará la disponibilidad del tejido adecuado en el momento necesario para todos los centros integrados en este servicio. Los hospitales que cuentan con equipos acreditados para obtener tejidos procedentes de donantes muertos extraerán la materia y la enviarán al banco, que se ubicará en el Centro Vasco de Transfusión, en Galdakao. La relación de los bancos de tejidos con los centros de transfusión es habitual en todas las organizacioners sanitarias. Las necesidades que requieren ambos tipos de servicios son muy similares, por lo que compartirán el mismo personal. El consejero de Sanidad, Iñaki Azkuna, recalcó ayer al prsentar el nuevo organismo que la actividad de implante de tejidos ha aumentado "rápida y progresivamente" en la década de los noventa. Así, entre 1990 y 1997 se ha pasado de 79 a 351 implantes osteotendinosos (de hueso y tendones) y de 16 a 95 trasplantes de médula ósea. La actividad supera la media española, que a su vez es una de las más elevadas del mundo. Azkuna subrayó la importancia de preservar y almacenar una cantidad suficiente de huesos de diferentes tamaños para poder encontrar después "uno que se adapte al que se necesita en cada instante". La existencia del Banco de Tejidos y de los donantes declarados resolverá las necesidades hasta el año 2000. El departamento ha cuantificado la teórica demanda en 200 córneas, 30.000 centímetros cuadrados de piel (equivalente a 10 donantes), 500 cabezas de fémur, 50 piezas óseas largas, 50 tendones, 10 válvulas cardíacas (son las que comunican las aurículas con los ventrículos y sólo dejan que la sangre fluya en el sentido correcto) y otros 10 segmentos vasculares (fragmentos de arterias y venas). A diferencia de los trasplantes de órganos como el riñón, hígado o corazón, la implantación de huesos y piel no causa rechazos en el paciente. Este tipo de tejidos tienen menos contacto con la sangre, que es donde se hallan las células encargadas de defender al cuerpo humano de agentes extraños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1998

Más información

  • Tiene materia para afrontar las necesidades hasta el año 2000