Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rechazado el último intento de Microsoft para retrasar el juicio

Llega la hora de las explicaciones en la lucha por Internet

Después de varios meses de preparativos, decenas de declaraciones y sucesivos aplazamientos, la justicia norteamericana va a escuchar finalmente los argumentos de Microsoft y del Gobierno de Estados Unidos en el asunto anti-monopolio que les enfrenta. El juez Thomas Penfield Jackson ha rechazado la última petición de aplazamiento presentada por la compañía de Bill Gates y todo parece indicar que el próximo lunes se iniciará la vista de un caso que afecta a la lucha por el control de Internet.

Desde la primavera pasada, el gigante norteamericano de la informática está acusado por la Fiscalía General y por los fiscales de 20 Estados de usar su monopolio en el campo de los sistemas operativos para adquirir una posición dominante en el de los navegadores por Internet, en detrimento de sus competidores, principalmente la empresa Netscape. Microsoft estima que esas alegaciones carecen de fundamento. Se basa en la decisión de un tribunal de apelación que, en junio pasado, estableció que la integración del Explorer -el instrumento de navegación sobre Internet de Microsoft, instalado en nueve de cada diez ordenadores del mundo- en el sistema operativo Windows era legal y beneficiaba al consumidor.

Esta decisión, según el grupo de Bill Gates, llevó al Gobierno a ampliar las acusaciones para incluir un supuesto comportamiento agresivo hacia empresas como Apple e Intel, forzadas a abandonar proyectos que pudieran hacer sombra a los de Microsoft.

El juez Thomas Penfield Jackson, encargado de este asunto, ya rechazó en septiembre pasado una petición de Microsoft para cerrar el caso y se ha negado a poner límites a los documentos que el Gobierno quiere presentar para sostener sus acusaciones.

Microsoft tampoco ha conseguido que un tribunal de Massachusetts le permitiera acceder a las notas y grabaciones de profesores de las universidades de Harvard y del Massachusetts Institute of Technology (MIT) destinadas a un libro sobre Netscape y Microsoft; libro del que la compañía de Bill Gates ha obtenido pruebas antes de su publicación, según las cuales responsables y empleados de Netscape admiten un gran número de insuficiencias en el navegador de Internet de esta última compañía.

En California, mientras tanto, Sun Microsystems se enfrenta con Microsoft por la cuestión de saber si esta última ha intentado apropiarse del lenguaje de programación Java, desarrollado por Sun, que habría ligado al sistema operativo Windows.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de octubre de 1998