Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil decide volver a exponer en el consistorio un busto de Franco

El alcalde de Marbella, Jesús Gil, expone desde ayer en el Ayuntamiento de esta ciudad malagueña un busto de Francisco Franco que se encontraba guardado en los almacenes municipales después de que la primera corporación democrática lo retirara de la plaza consistorial. Gil quiere aprovechar la exposición de la escultura de bronce para sondear la opinión de los vecinos. El busto fue sustituido en 1983 por una estatua del rey Juan Carlos."Yo no soy ni de una cosa ni de otra. Pero considero que si el pueblo de Finlandia hizo un regalo al de Marbella y ese regalo es nada más y nada menos que una valiosa obra donde se reproduce el busto del anterior jefe del Estado no es para que esté llena de polvo y telarañas, perdida en un almacén", declaró Gil a medios afines a su Gobierno.

El alcalde presentó la estatua como "un descubrimiento que alguno quiso esconder como si fuera algo apestado, de lo que se quisiera huir". Sin embargo, intentó desvincularse de cualquier identificación política: "Yo siempre saco la parte positiva de las cosas y no soy de ningún tipo de ideología".

El busto de Franco, del escultor finlandés Kalereovo Kallio, fue regalado en 1967 por el país nórdico a Marbella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998