Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil recupera un busto de Franco para Marbella

El alcalde de Marbella, Jesús Gil, expone desde ayer en el Ayuntamiento un busto del dictador Francisco Franco, que se encontraba guardado en los almacenes municipales desde que la primera corporación democrática lo retiró de la plaza consistorial. Gil quiere que la exposición pública del bronce, instalado en la planta baja del consistorio, sirva para conocer el sentimiento de aceptación o rechazo de los vecinos a la escultura. Este Ayuntamiento, por otro lado, ha perdido más de 1.500 millones de pesetas de fondos del Estado por impagos a la Seguridad Social, según denunció ayer IU.

"No soy ni de una cosa ni de otra, pero considero que si el pueblo de Finlandia hizo un regalo al pueblo de Marbella, nada más y nada menos que una valiosa obra donde se reproduce el busto del anterior jefe del Estado, no es para que esté llena de polvo y telarañas, perdida en un almacén", declaró Gil a medios afines al gobierno municipal. Para tratar de eludir cualquier interpretación política, el alcalde presentó como un descubrimiento el bronce, "que alguno quiso esconder como si fuera algo apestado, de lo que se quisiera huir. Yo", argumentó, "siempre saco la parte positiva de las cosas y no soy de ningún tipo de ideología". El busto de Franco fue realizado por el escultor finlandés Kalereovo Kallio en 1967 y se presentó como un regalo del pueblo nórdico al Ayuntamiento malagueño. El dictador posó en varias ocasiones ante el escultor, que realizó la obra en un mes. Junto al bronce se exponen fotografías de la época en la que fue instalado, en mayo de 1968, y de cuando fue retirada, con la llegada de la democracia. El bronce se erigió en un monolito en la plaza de Los Naranjos, que ahora sostiene un busto del Rey. La versión municipal señala que la escultura se encontró de forma casual en los almacenes del Ayuntamiento, junto a su placa. IU anunció ayer que trasladará al cónsul finlandés en Málaga las manifestaciones de Gil, "que para defender la instalación de este busto utiliza a Finlandia, un pueblo de grandes tradiciones democráticas". La coalición de izquierdas confía en que el representante de Finlandia niegue el respaldo de su pueblo a la instalación "del busto de un dictador en un país democrático". Por otra parte, IU ha pedido al Tribunal de Cuentas que inicie la fiscalización del Ayuntamiento de Marbella, "para desentrañar el destino de hasta la última peseta". La coalición no descarta la intervención de la fiscalía "en caso de que se detectasen irregularidades en la gestión o en el desvío de fondos". El diputado José Luis Centella, portavoz de IU en la comisión mixta del Tribunal de Cuentas, señaló que este organismo debe investigar "hasta el fondo para conocerse lo que ha ocurrido en este Ayuntamiento, después de que quedara demostrado que el Tribunal andaluz no tiene los medios suficientes". El diputado desveló que de los 3.046 millones que el Ayuntamiento debía recibir del Gobierno en concepto de participación en los tributos del Estado, "más de la mitad le ha sido retenido por deudas tributarias y a la Seguridad Social". Centella calificó esta situación de "insostenible", al indicar que el Tribunal de Cuentas debe intervenir "para salvaguardar los intereses de los fondos públicos". El PP ya denunció días atrás que el Ayuntamiento debe a la Seguridad Social cerca de 9.800 millones de pesetas, deudas que con las del vecino municipio de Estepona -ambos gobernados por el GIL- suman más de 14.000 millones. Esta cifra que supone el 27% de lo adeudado por todos los consistorios españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998

Más información

  • La Seguridad Social retiene al Ayuntamiento 1.500 millones de pesetas para saldar una deuda