Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento anuncia que apoyará el establecimiento de la tarifa plana para los usuarios de Internet

El secretario general de Comunicaciones, José Manuel Villar, puso ayer en duda el fundamento de las quejas que han llevado a los internautas a convocar para mañana una huelga de conexión a Internet, pero anunció que el Gobierno "propiciará" una de sus principales demandas: el establecimiento de una tarifa plana, que permitiría conectar todo el tiempo que se quisiera a cambio de una cantidad fija mensual.Villar participó, en Santander, en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) sobre telecomunicaciones y aseguró que el Ministerio de Fomento "tiene interés" en "proteger" a los usuarios de Internet. Negó que las nuevas tarifas telefónicas supongan subidas de hasta un 100% en las conexiones de larga duración, y ello es así en las de 20 minutos, que se encarecen el 96%, pero una hora pasa a costar 270 pesetas (un 126% de aumento) y dos horas 541 pesetas (un 131% más).

El secretario general de Comunicaciones recordó a los usuarios que España es el único país de la Unión Europea en el que cualquier acceso a Internet se factura como una llamada local. Destacó además que, para pagar menos, los internautas "domésticos" pueden optar por usar la red en horarios de tarifa reducida (durante la noche y los fines de semana) con un incremento muy pequeño, o apuntarse al plan de Telefónica que ofrece un descuento del 30% a partir de los diez minutos de conexión, a cambio de una cuota mensual de 250 pesetas.

Por su parte, la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) anunció ayer que el mismo día de la huelga remitirá a la Presidencia del Gobierno, el Defensor del Pueblo, el Ministerio de Fomento, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y los operadores telefónicos cerca de 13.000 firmas y mensajes de protesta recibidos en su web contra la subida de tarifas.

La AUI reitera que se suma a la huelga, consistente en no conectarse a la red durante toda la jornada de mañana, pero precisa que no apoya las acciones propuestas que comporten un ataque contra servidores o el intento de colapsar líneas telefónicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 1998