Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juaristi subraya la degradación de los mitos del nacionalismo

"Ha habido una degradación de los mitos propios del nacionalismo vasco y actualmente no hay gente con menos sentido de su historia que los jóvenes abertzales que lanzan cócteles mólotov por las calles", considera Jon Juaristi, catedrático de Filología Española en la Universidad del País Vasco, que imparte estos días un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Juaristi dice que el mito en el que se fijan los jóvenes abertzales sigue siendo el de "una nación vasca invadida y oprimida por España", un mito que ya fue creado hace 30 o 40 años "a través de un discurso deliberadamente falso" y que actualmente ha degenerado aún más y ni siquiera se sostiene sobre un discurso histórico y político.El catedrático, autor de El bucle melancólico: historias de nacionalistas vascos, subraya que el auténtico problema actual del nacionalismo consiste en averiguar cómo se puede conseguir que los partidos nacionalistas democráticos asuman responsabilidades concretas en el proceso de aislamiento del nacionalismo antidemocrático. Según él, esto no se ha logrado hasta ahora porque los partidos nacionalistas en el País Vasco "han obrado con una gran irresponsabilidad en este terreno: no han respetado los acuerdos y han hecho depender el pacto antiterrorista del logro de objetivos políticos partidarios". Juaristi dice que lo que en la actualidad sería deseable es la "reconstrucción de ese pacto tras las elecciones de octubre, sea cual sea el Gobierno que salga de las urnas". El catedrático asegura que en estos momentos el PNV está en una "situación de perplejidad o desconcierto" y que está intentando conseguir "los últimos rendimientos posibles de la existencia de ese terrorismo". ¿Cómo? Planteando alternativas de pacificación siempre que pasen por la concesión de más poder, de más privilegios y logros para el nacionalismo en su conjunto. Pero las posibilidades que puede haber se enfrentan con muchos problemas, arraigados en la cúpula de los partidos nacionalistas.

Renovación del PNV

"Si en el PNV no se empieza por cambiar la cúpula del partido, las expectativas, incluso a medio plazo, de conseguir un frente democrático en el País Vasco, son muy pesimistas", asegura Jon Juaristi. Según dice, "con gentes como Xabier Arzalluz, Iñaki Anasagasti y Joseba Egíbar no se puede avanzar en ese terreno. El candidato a lehendakari, Juan José Ibarretxe, es para mí, y para todo el mundo, una incógnita". El catedrático de Filología Española opina que dentro del PNV "hay gente con sensibilidad muy distinta a lo que expresa este partido, pero mientras permanezca la actual dirección será muy difícil alcanzar un frente democrático contra el nacionalismo fascista y el terrorismo de ETA".En este contexto, Juaristi considera que hacer pronósticos sobre el futuro de ETA a más de tres meses vista es "entrar en el campo de la política-ficción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de agosto de 1998