Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inversión de Daewoo y un comisario poco "elegante"

El consejero de Industria del Gobierno vasco, Javier Retegui, dijo ayer que la actuación del comisario europeo de la competencia, Karel Van Miert, en el expediente abierto por las ayudas concedidas a Daewoo "no ha sido ni habitual, ni elegante ni normal". Tras la instalación de la firma coreana en Vitoria y el recurso ante la Unión Europea de varios fabricantes de frigoríficos, la UE abrió un expediente sobre las ayudas fiscales vascas a Daewoo. Las palabras de Van Miert en las que dudaba sobre la legalidad de las ayudas vascas, advirtió Retegui, condicionan el futuro del País Vasco, al hacer dudar a posibles inversores sobre su instalación en la comunidad. El consejero garantizó la validez de las ayudas vascas a Daewoo e invitó a los Quince a examinar la normativa vasca. Retegui subrayó que las ayudas concedidas no sobrepasan el límite permitido por la Unión Europea. "El Gobierno vasco nunca ha hecho chapuzas. Que manden la inspección y que comprueben lo que quieran", retó el consejero. Respecto a los salarios que paga Daewoo, la mayor parte de los cuales son inferiores a 75.000 pesetas al mes, Retegui aseguró que su Departamento no puede entrar en lo que es una relación entre empresa y trabajadores. La planta de frigoríficos de la firma coreana cuenta actualmente con una plantilla directa de 160 personas y una indirecta, a través de empresas de trabajo temporal de 40. El ritmo de producción es superior a las 500 neveras al día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998