Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kohl apoya a su ministra de Medio Ambiente sobre los transportes radiactivos

, El canciller alemán, Helmut Kohl, salió ayer en defensa de la ministra de Medio Ambiente, la democristiana Angela Merkel, en su conflicto con los Verdes, que pedían su dimisión por la contaminación de los transportes de residuos nucleares.La fracción gubernamental -formada por la Unión Demócrata-Cristiana (CDU), Unión Social-Cristiana (CSU) y los liberales del FDP- cerró filas y derrotó la moción de los Verdes que pedía el cese de la ministra. El Partido Social-Demócrata se abstuvo de apoyar esta moción, que sólo fue respaldada por los poscomunistas del PDS. En el Parlamento, Kohl intervino personalmente a favor de Merkel, y la calificó como «una ministra que trabaja estupendamente».

Merkel, que ejerce su cargo desde 1994 y procede de la ex RDA, se había enfrentado antes a una comisión parlamentaria a la que no aclaró cómo ha sido posible que los transportes de material radiactivo alemanes hayan superado la norma permitida de contaminación durante años, con el conocimiento de las empresas productoras de energía y sin que ello haya tenido consecuencias hasta ahora.

Merkel tiene el «pleno respaldo» de Kohl, dijo ayer el nuevo portavoz del Gobierno, Otto Hauser, antes de que el canciller lo demostrara con su presencia en el Parlamento. Según Hauser, Kohl recomendó a la ministra durante el consejo de ministros de ayer que pasara a la ofensiva en el debate y le agradeció la abierta actitud que ha mostrado desde el 24 de abril, fecha en la que el Gobierno asegura haber conocido los casos de contaminación gracias a un fax de las autoridades francesas. Merkel y su homóloga francesa, Dominique Voynet, hicieron una declaración conjunta el martes en Estrasburgo, en la que criticaban a las empresas de tratamiento de residuos radiactivos de sus respectivos países por no haber informado a la Administración de los niveles de contaminación que se han registrado durante años.

Merkel recomendó ayer a la industria nuclear que ponga en marcha el plan de diez puntos que ha elaborado su ministerio para lograr una mejora en el transporte de residuos radiactivos rápidamente y restablecer la confianza en el uso de la energía nuclear. Merkel, que considera difícil restablecer la dañada confianza en la energía nuclear, señaló también que la responsabilidad por las centrales de energía atómica corresponde a los länder (Estados federados) alemanes y afirmó que dentro de esta responsabilidad se incluye el procedimiento de carga de residuos en los contenedores de transporte. En el transcurso de este procedimiento, precisamente, es donde se ha producido la contaminación. El portavoz de los Verdes en el Bundestag, Joschka Fischer, acusó ayer a Merkel de quererse evadir de las responsabilidades políticas. Por su parte, la representante del SPD, Anke Fuch, acusó a Kohl de estar demasiado implicado en los intereses de la industria nuclear.

Merkel informó ayer del inicio de una investigación y anunció que en función de sus resultados se decidirá si hay motivo para un procedimiento penal.

El presidente del Foro Atómico alemán manifestó el martes en Múnich que los casos de contaminación en los contenedores radiactivos eran conocidos entre los técnicos, pero los habían considerado irrelevantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de mayo de 1998