El CSIC propone realizar perforaciones en Tenerife para conocer la evolución geológica de la isla

Santa Cruz de Tenerife - 19 may 1998 - 22:00 UTC

GEOFÍSICA: VOLCANES SUBMARINOSEl Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera, de Barcelona, propondrán incluir a la isla de Tenerife en el Programa Internacional Continental de Perforaciones, consistente en realizar sondeos profundos, de casi tres kilómetros de longitud, para determinar la estructura interna y la evolución geológica del territorio.Vicente Araña, petrólogo del CSIC, ha explicado que este proyecto, que se preparará durante un año antes de ser propuesto a los responsables del Programa Internacional Continental de Perforaciones , se basa en que Tenerife es el sitio del sur de Europa más conveniente «para efectuar las perforaciones por sus características vulcanológicas y geofísicas».

Araña afirma que el denominado Tenerife Drilling Project es de una «envergadura tremenda por la multitud de datos que puede proporcionar», ya que se establecerían instrumentos de medición de los valores hidrogeológicos, sísmicos, de magnetismo, temperatura, presión, fondo submarino y ciclos evolutivos durante un plazo no inferior a cinco años.

Joan Martí, del Instituto Jaume Almera, indica que desde el punto de vista geológico y vulcanológico, la isla de Tenerife «es muy compleja. Los estudios demuestran que hay particularidades físicas y químicas en la composición del magma y de la lava que implican un dinamismo eructivo distinto del de otras islas oceánicas».

Sin embargo, continúa Martí, «sólo vemos la parte superficial del territorio, y la isla se extiende unos 7.000 metros desde la cumbre, el pico Teide, hasta la plataforma submarina. Es decir, por debajo del mar hay otros tres kilómetros de isla que se deben evaluar para conocer la estructura interna y, por lo tanto, su evolución».

(Científicos de EE UU han investigado directamente por primera vez un penacho hidrotermal en el suelo oceánico y han obteniendo información acerca de la circulación del agua en la misma. Las conclusiones se publican en el último número de Science. Esos grandes penachos se producen por por la rápida expulsión de agua caliente desde el fondo asociada con la entrada de nuevo magma durante la actividad sísmica. J. E.Lupton (de la National Oceanic and Atmospheric Administration) y sus colegas utilizaron un sensor unido a una boya para estudiar un gran penacho formado sobre el Gorda Ridge, cerca de la costa de California, en 1996. El dispositivo tomó datos durante 60 días que muestran un movimiento anticiclónico (en el sentido de las manillas del reloj) en el penacho. Las concentraciones de partículas en suspensión, de partículas de hierro y magnesio disuelto no disminuyeron durante los 60 días de investigación, lo que indica que los grandes penachos pueden durar mucho tiempo, incluso más de un año).

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de mayo de 1998.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50