Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tormenta política por las críticas a la esposa de Netanyahu

«Sara no es la persona más estable del mundo». La frase, que pertenece a David Bar-Illan (portavoz del primer ministro israelí) y se refiere a la primera dama, ha desencadenado una tormenta política en Jerusalén. Los desmentidos no han logrado apaciguar una polémica que amenaza con costarle el cargo al que hasta ayer estaba considerado el más fiel colaborador de Benjamín Netanyahu, su verdadera mano derecha .La polémica se ha originado en EE UU, donde The New Yorker ha publicado un minucioso retrato del primer ministro israelí con testimonios de sus colaboradores. Entre ellos, David Bar-Illan.

«Sara no es la persona más estable del mundo», asegura. El «fenómeno Sara Netanyahu» se encuentra controlado, ya que la dama «ahora aparece sólo en eventos apropiados, como recepciones para niños subnormales o minusválidos, y eso funciona. Sara aburre a la gente. Si ella corriera medio desnuda por las calles, esto sería otra cuestión», asegura. Los comentarios del portavoz alcanzan al propio Benjamín Netanyahu, a quien afea sus escandalosas y reconocidas correrías extramatrimoniales. «Una cosa es mantener una relación amorosa con una shiksa (gentil), pero otra muy distinta es tenerla con una mujer casada».

Bar-Illan se apresuró ayer a desmentir todo y culpar al periodista. Se trata de «una mentira». El autor del artículo, David Remnick, ganador del Pulitzer hace cuatro años, afirma que en ningún momento el portavoz conversó con él de forma confidencial. (Dos aviones del Ejército israelí atacaron anoche objetivos de la organización proiraní Hezbolá en el sur de Líbano, indicaron fuentes de la seguridad militar libanesa, según Reuters.)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de mayo de 1998