Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DESASTRE ECOLÓGICO

La Junta obliga a cambiar uno de los trayectos de la romería del Rocío

La estrecha franja del río Guadiamar llamada el vado del Quema, el punto de paso de 53 hermandades en su camino desde la Andalucía interior hacia la aldea de El Rocío (Almonte, Huelva), queda cerrada. La Junta de Andalucía decidió ayer prohibir el paso de los peregrinos por este vado como medida de precaución para evitar posibles riesgos sanitarios. La prohibición fue adoptada tras conocerse el informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que indicaba el peligro de que los polvos que pueden soltar los lodos tóxicos procedentes de la presa de Aznalcóllar sean inhalados. Cada año acuden al Rocío un millón de personas y miles de animales.La Junta argumenta que la medida es «de precaución» y que lo que se persigue es «eliminar cualquier riesgo», ya que el vado se está limpiando de lodos, se ha instalado una trampa alcalina (para regularizar la acidez del agua) y está previsto el tendido de un puente militar.

Los trabajos se centraron ayer en encontrar un camino alternativo que satisficiera a los rocieros. El delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado, recibió ayer la noticia de la prohibición cuando estudiaba el dispositivo de seguridad a aplicar.

El camino alternativo más probable y preferido por la mayoría de las hermandades (53 de las 95 oficiales cruzan el Quema) discurrirá por carretera desde el cruce del camino de los pinos de Aznalcázar con la carretera SE-667, para atravesar el Guadiamar por un puente de la carretera SE-632. Luego, los caminantes girarán a la izquierda para encaminarse hacia la localidad de Villamanrique de la Condesa a través del Camino Real del Carrascal. Esta posibilidad supone recorrer ocho kilómetros más de los que se caminarían si se vadeara el Quema. «Lo único que hay que hacer es quitar algunos baches de la primera carretera», dijo ayer Torres Hurtado.

La llamada hermandad Matriz de Almonte mostró ayer su preferencia por esta vía, ya que el itinerario discurre por más caminos rurales y por menos carreteras que la otra alternativa, puramente de asfalto. La Guardia Civil, además, va a vallar la zona del vado y a establecer un dispositivo de vigilancia.

La vía alternativa definitiva será adoptada en los próximos días. No obstante, el presidente de la hermandad Matriz, Pedro Pérez, mostró ayer su conformidad con la prohibición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de mayo de 1998