Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA GRAN FIESTA DE LA LECTURA

De Lope gana el Premio Primavera con una novela de "humor e intriga"

El galardón literario está dotado con 25 millones de pesetas

"Acabé agotado después de escribir Bella en las tinieblas, mi anterior novela, y necesitaba darme un alegrón, contar una historia divertida". Así definió Manuel de Lope, anoche, Perlas peregrinas, que obtuvo el Premio Primavera de Narrativa, convo cado por la editorial Espasa y Ámbito Cultural y dotado este año con 25 millones de pesetas. "Amor, humor e intriga son los rasgos fundamentales de una novela con la que he gozado y disfrutado" aseguró De Lope tras confesar que era la primera vez que optaba a un premio literario.

"Le tomo prestado a Eduardo Mendoza su título de Una comedia ligera para explicar que Perlas peregrinas supone el auténtico contrapunto de Bella en las tinieblas, manifestó Manuel de Lope, que dijo sentirse "halagado y confortado" por el galardón. Así las cosas y tras una novela densa y profunda como Bella en las tinieblas (Alfaguara), el escritor ha optado por la intriga y por ello se niega a desvelar muchos detalles de la obra ganadora que ha escrito "casi de un tirón". Salvo un premio que le concedieron en Valladolid en los años setenta por un cuento, se trata del primer galardón literario que recibe Manuel de Lope. Con fama de ser un autor alejado de los oropeles y los escaparates de la literatura, Manuel de Lope (Burgos, 1949) admite que no le gusta la vertiente pública del mundo de las letras. Siempre se ha dedicado en cuerpo y alma a la literatura, aunque Perlas peregrinas supondrá la consagración definitiva para este escritor que vivió durante 25 años en Francia, entre 1969 y 1993, y que incluso escribió su segunda novela en francés. Lector de español en Montpellier, traductor de Albert Camus para Alianza Editorial, el ganador del Premio Primavera también ha traducido obras técnicas del inglés y del francés. "Pero también he hecho otras cosas muy distintas", matiza Manuel de Lope, "como trabajar en la vendimia".

A pesar de haber vendido ya unos 50.000 ejemplares de Bella en las tinieblas, una cifra muy respetable para los lectores españoles, el premio que recibió ayer ampliará su círculo de lectores. "La verdad", señaló, "es que no tengo experiencia en el éxito de masas, aunque trataré de lle varlo del modo más profesional posible. Pero, en fin, a mi edad ya no se siente 'el vértigo de la fama. Lo que está claro es que si consigue! un premio así a los 25 años, te vuelves loco".

Ambientada en Madrid y Marbella, entre otras ciudades, la novela ganadora arranca con un. comienzo "sumamente brillante", a juicio del crítico literario Ángel Basanta, uno de los miembros del jurado. Pero ni Ana María Matute ni Luis Ma teo Díez ni Ángel Basanta quisieron desvelar más elementos de la trama de Perlas Peregrinas. La académica, que presidió el jurado, calificó la novela de "muy buena con una brillante arquitectura y donde se observa una mano maestra". "Si tiene éxito o no siempre es un misterio, pero creo que gustará a mucha gente", añadió Matute.

Finalista

La novela finalista, Vientos de noviembre para el amor, está firmada por el argentino José Victoriano Alonso y narra en tono desmitificador la historia de la fundación de un pueblo cercano a Buenos Aires. "Es una hermosa y muy divertida novela coral", señaló Mateo Díez, "muy en la tradición de la novela latinoamericana que conocernos". Un total de 401 originales se habían presentado a la segunda convocatoria del Premio Primavera, que organizan la editorial Espasa y Ámbito Cultural-El Corte Inglés, y que ganó el pasado año Rosa Montero con La hija del caníbal. Esta novela se ha convertido en un auténtico éxito editorial que ha vendido ya unos 225.000 ejemplares. De las novelas que optaban al premio, 207 habían sido enviadas desde España y el resto desde países de América y Europa, sobre todo Colombia, Argentina y Venezuela.

El fallo del Premio Primavera estuvo precedido de una mesa redonda en la que, con el título de Escribir y leer en castellano, los escritores Ana María Matute, Rosa Montero y Haroldo Maglia comentaron sus recetas y ofrecieron sus consejos para fomentar la lectura en España, especialmente entre los jóvenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de abril de 1998