Autores, editores y expertos debaten la importancia de la traducción

Escritores, traductores y editores se han reunido este fin de semana en el Círculo de Bellas Artes, de Madrid, en unas jornadas sobre literatura sueca y traducción, organizadas por la Embajada de Suecia y Ediciones de la Torre, en las que se puso de manifiesto la importancia de esta tarea fundarnental, callada, y en muchas ocasiones mal considerada. El punto de encuentro de las jornadas iba a ser el autor de El ángel caído, traducido por Martin Lexell y Cristina Cerezo, Per Olov Enquist. Pero Enquist no pudo viajar a España por encontrarse enfermo y en su lugar lo hizo el también escritor sueco Lennart Hagerfors, autor de Las ballenas del lago Tanganica (Circe, 1985; traducción de Jesús Pardo), quien, junto a Jesús Ferrero; José María de la Torre, el editor español; Bengt Oldenburg, director de Muclinik Editores, y el propio Pardo, intervino en una mesa redonda sobre La traducción: un puente entre culturas.

Hagerfors planteó la cuestión: ¿puede un buen traductor mejorar una obra original? Tanto De la Torre como, Oldenburg optaron por ensalzar la labor del traductor ,como agente transmisor de cultura, mientras que Jesús Pardo se limitó a su experiencia personal, la de un escritor no traductor profesional, pero que ha traducido más de 50 libros y que entiende 15 lenguas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50