Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRIMERA NOCHE LITERARIA DEL AÑO

La joven Lucía Etxebarría recibe el Nadal con una novela que trata de la iniciación sexual

'Beatriz y los cuerpos celestes' incluye relaciones lésbicas con Madrid al fondo

Barcelona
La fecha del 6 de enero es, desde 1944, la primera noche literaria del año. Ediciones Destino celebró ayer de nuevo la velada del prestigioso Premio Nadal, que en esta ocasión fue para la joven de 31 años Lucía Etxebarria, con la novela Beatriz y los cuerpos celestes. El Premio Josep Pla, destinado a galardonar obras en catalán, fue para Valentí Puig, por el ensayo L'home de l´abric, que es un elogio de la obra de Pla, escritor del que se ha conmemorado recientemente el centenario de su nacimiento. El tercer premio de la noche, el Apel.les Mestres de literatura infantil y juvenil ilustrada, fue para la francesa Sophie Fatus, por la obra Tim sur la lune.

Beatriz y los cuerpos celestes es el título de la novela ganadora del Premio Nadal 1998. La firma Lucía Etxebarria, joven narradora de origen vasco que publicó su primer libro el pasado año Amor, curiosidad, prozac y dudas (Plaza y Janés). Etxebarria, nacida en Valencia en 1966 y residente en Madrid, ha escrito la historia de una mujer, Beatriz, que se plantea con total libertad cómo elegir la sexualidad, condicionada por su ambiente familiar y social de Madrid.La obra ganadora, que podría calificarse de iniciación sexual, está muy bien escrita y trata la ambigüedad del amor y de la sexualidad de una manera elegante", manifestó un miembro del jurado.

En el contestador automático del domicilio de Lucía Etxebarria en Madrid suena el siguiente mensaje: "Somos vagas y no cogemos el teléfono, pero el contestador está siempre conectado". La autora, lógicamente, ya estaba en Barcelona, donde recogía el Nadal durante la velada literaria celebrada en el hotel Palace.

Vestida de rojo y luciendo un tatuaje en su hombro, Etxebarria lanzó un par de guiños políticos a Aznar: "Hablo catalán en la intimidad" y "Cataluña va bien". Más en serio, agradeció al jurado su valentía por premiar a una mujer y confesó su ilusión por ganar un premio que en su día recibieron Delibes o Ana-María Matute o Sánchez Ferlosio.

Etxebarria anunció que el libro será polémico y se lo dedicó a su padre y a su madre, "con los que no me llevo muy bien, pero a los que quiero mucho".

La protagonista de la novela ganadora, Beatriz, es una chica que, ante los problemas que la rodean en Madrid, vuelve hacia Escocia, donde se enamora de una joven llamada Kat. Allí vive una historia de amor tratada de manera sutil, platónica incluso en cierto modo. Un tiempo después, regresa a Madrid, donde recuerda la relación que tuvo con una mujer llamada Mónica y con un chico que responde por Coco.

Con la inclusión de Coco, por cierto, Lucía Etxebarria rompe su propósito manifestado recientemente de no incluir personajes masculinos en sus novelas.

"No es una novela lésbica, aunque hay elementos de lesbianismo", manifestó una fuente de la editorial. "El tema sería más bien cómo la familia y un ambiente social, determinado pueden condicionar la vida amorosa y sexual de una persona. Es también un canto a la libertad de poder escoger el tipo de amor que desees".

Autores jóvenes

El premio a Lucía Etxebarria confirma la tendencia apuntada por el jurado del Nadal en los últimos años, en los que se han galardonado autores jóvenes, de marcado carácter generacional. A las sorpresas de José Angel Mañas y Pedro Maestre se añade ahora la de Lucía Etxebarria. A diferencia de los anteriores, Etxebarria ya había publicado una novela de la que se habló bastante y alcanzó unas dosis de fama con sus apariciones en televisión. Se prodigó muy especialmente en Moros y cristianos, en la etapa dirigida por Xavier Sardá.La primera novela de la autora, publicada por Plaza y Janés en marzo del pasado año, llevaba por título Amor, curiosidad, prozac y dudas y fue calificada por Etxebarria de ''feminista, pero no antihombres".

Etxebarria ha ejercido el periodismo y ha trabajado en la promoción de discos. En Amor, curiosidad, prozac y dudas narraba las experiencias de tres hermanas en busca de su identidad y en lucha contra los estereotipos. La autora dijo entonces que no era la primera novela que escribía y que no era autobiográfica.

La militancia feminista de Lucía Etxebarria la puntualizó ella misma aclarando: "Se ha relacionado el feminismo en España con Lidia Falcón, que es marxista, o con Emmar Pineda, que es lesbiana. Me parecen muy respetables las dos opciones, pero no son las mías".

Etxebarria es una apasionada de las nuevas tecnologías, hasta el punto de que su primera novela fue pensada originalmente para publicarla en Internet, para que los usuarios pudieran alterarla a su gusto.

Al Premio Nadal se han presentado este año un total de 364 novelas, procedentes de muy diversos puntos de España y del extranjero, con mayoría de obras de Madrid (80) y de Barcelona (52). El jurado estaba formado por Pere Gimferrer, Jorge Semprún, Rosa Regas, Andreu Teixidor de Ventós y Antonio Vilanova.

El finalista de la actual edición ha sido el aragonés Ignacio García Valiño con la novela La caricia del escorpión. García Valiño fue ganador en 1996 del premio de novela corta José María de Pereda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de enero de 1998