Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Posada dice que Lorca ha cambiado la vida de muchos españoles

El crítico edita la obra completa del escritor

Su poesía canta como la de Quevedo, tiembla como la de San Juan de la Cruz y se refrena como Fray Luis de León, mientras su teatro es comparable al de Lope de Vega o Calderón de la Barca. Así definió ayer el profesor y crítico literario Miguel García Posada la literatura de Federico García Lorca (1898-1936) al presentar los dos últimos tomos de la edición que ha realizado de las obras completas del escritor granadino, publicadas por Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores. Al tiempo que señaló que el descubrimiento de Lorca "ha cambiado la vida de muchos españoles" García Posada consideró imprescindible una mayor difusión de la obra del escritor granadino.

El crítico de EL PAÍS mostró su confianza en que el año próximo, que, conmemorará el centenario del nacimiento de García Lorca, sirva para que "miles de miles de españoles conozcan su obra". A juicio de García Posada (Sevilla, 1944), "el conocimiento de la literatura española sigue recluido en círculos, cada vez más amplios, pero que no dejan de ser minoritarios". En la presentación de los volúmenes dedicados a los primeros escritos y a la prosa, García Posada recordó su deslumbramiento de adolescente cuando comenzó a leer a Lorca: "Federico García Lorca es un poeta y un acontecimiento que ha cambiado la vida de muchos españoles, la mía entre ellas".Estudioso desde hace años de la obra de uno de los escritores españoles más universales, García Posada citó al presidente de la Academia de la Lengua, Fernando Lázaro Carreter, para subrayar que "hacer crítica es una forma inevitable de hacer biografía". No reparó en elogios el crítico hacia Lorca, cuya "verdad de tierra y de sangre y de deseo ha sido traducida a muchas lenguas de mundo". García Posada calificó como "ignominia" la opinión de aquellos que atribuyen la universalidad de Lorca a su trágica muerte.

"Fuerza bruta del fascismo"

"Su palabra", comentó el editor, "ha sido más poderosa que las fuerzas del crimen. Lorca tuvo el destino de los inocentes allá donde no imperan ni la ley ni la libertad. Lo mató la fuerza bruta del fascismo porque la democracia no persigue ni maltrata ni destruye la poesía".Arropado por Víctor García de la Concha, secretario de la Academia de la Lengua; por poetas como José Hierro y Luis García Montero; por novelistas como Almudena Grandes; y por los directores de Libro, Fernando Rodríguez Lafuente; y de la Biblioteca Nacional, Luis Alberto de Cuenca, García Posada resaltó que ha tratado de situar a Lorca en su tiempo y en la historia. "No hay creación sin creador", apostilló, "aunque eso no signifique que la obra sólo sea una prolongación del autor".

El editor de las obras completas tuvo serios problemas para definir si la calidad de la poesía de Lorca era superior a la importancia de su teatro. "En la poesía no encontró impedimentos porque en ese género no has de contar con elementos mercantiles. En cambio, Lorca quería vivir del teatro y ese deseo no dejaba de ser una desviación de su camino genuino de escribir un teatro imposible. Algunas de sus obras como Yerma o Doña Rosita la soltera son geniales, pero suponen un pacto con las convenciones de la época. Pero Lorca escribió piezas como El público que representan lo más radical e innovador en teatro del siglo XX".

Los volúmenes presentados ayer en Madrid vienen a sumarse a los correspondientes a la poesía y al teatro y cierran las obras completas de García Lorca que ya habían sido editadas en 1938-1945 por la editorial Losada, de Buenos Aires, y en 1954-1986 por Aguilar, en Madrid. No obstante, tanto los responsables del Círculo de Lectores como García de la Concha destacaron que se trata de la edición más ambiciosa, contextualizada y exhaustiva que ha aparecido en las librerías en las vísperas del año dedicado al centenario de Federico García Lorca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de diciembre de 1997