Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reino Unido anuncia medidas de represalia contra la carne europea

El Reino Unido prohibirá a partir del 1 de enero la importación de carne europea que no respete los criterios sanitarios británicos. Así lo anunció ayer el ministro de Agricultura, Jack Cunningham, incluso después de que la Unión Europea aplazase la entrada en vigor de su directiva que prohíbe los productos de riesgo animal que puedan provocar la enfermedad de las vacas locas. El Reino Unido ha intentado sin ningún resultado que la UE suavice el embargo internacional al que se halla sometida toda su carne de vacuno desde 1996, poco después de que los expertos confirmasen en el Reino Unido la transmisión a los humanos de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB).Mientras, para hoy está prevista en Bruselas la celebración de una reunión del consejo de ministros de Agricultura de la UE sobre esta epidemia en la que se examinará la petición de incluir las carnes con hueso (como las chuletas de vaca o de cordero) procedentes de países afectados por la Encefalopatía Espongiforme Bovina en la lista de restos de animales con riesgo de transmitir enfermedades -tales como los ojos, las amígdalas, la médula espinal, el rabo, los sesos o el bazo de los bovinos, ovinos y caprinos de más de 12 meses.

Originalmente, estaba. previsto que la prohibición entrase en vigor el 1 de enero, pero una proposición hecha la semana pasada por la Comisión Europea indujo a aplazar la medida hasta el 1 de abril.

Además, la Comisión Europea criticó ayer la decisión de las autoridades de Estados Unidos de prohibir todas las importaciones desde la Unión Europea de carne de animales rumiantes (ternera, buey, oveja y cabra) debido a la enfermedad de las vacas locas. Según Bruselas, la decisión anunciada el pasado viernes ha sido tomada de forma unilateral y en ningún momento. había sido planteada por la administración estadounidense en la cumbre Transatlántica celebrada apenas una semana antes de anunciarse esta decisión.

Aunque Bruselas afirmó ayer que "nada ha cambiado en los últimos meses" en torno a la EEB, Estados Unidos ha basado su decisión en el hecho de que en las últimas semanas la enfermedad de las vacas locas ha sido detectada en dos nuevos países europeos, Luxemburgo y Bélgica.

Por otra parte, un laboratorio británico confirmó ayer que se ha distribuido en 40 países, entre ellos Bélgica, un producto médico que se sospecha está contaminado con la sangre de un donante que murió a causa del mal de las vacas locas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de diciembre de 1997