Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Más sobre las humanidades

Ahora que desde el Gobierno del PP se aboga por la ampliación y unificación de los temas de historia española en los curriculos de los estudiantes no universitarios de todas las comunidades autónomas, quisiera llamar la atención sobre la "incursión" de otro Gobierno, ahora autónomo pero también del PP, a favor de la diversificación que se pretende reducir.La autonomía en cuestión es la valenciana, y el tema ahora no es histórico, sino lingüístico. Como todo el mundo sabe, la lengua propia de esa comunidad es la misma que la de Baleares y Cataluña, es decir, el catalán. Y si alguien lo duda y no desea perderse en una extensa bibliografía internacional, puede conformarse con acudir al Diccionario de la Real Academia. Pues bien, ahora resulta que los políticos del PP gobernantes en Valencia han decidido que la lengua de su comunidad es otra y han conminado a los editores de los libros escolares de lengua a rectificar en ese punto o verse en el riesgo de no ver aprobados sus productos editoriales para la Comunidad Valenciana.

Parece ser que la mayoría, con una filosofía muy pragmática, ha accedido al cambio. Pondré un ejemplo, bastante chapucero por cierto, el de la editorial Anaya en su libro Primaria. Lengua 5 (Madrid, 1997), cuyos autores son M. González, T. Motos, M. J. Pérez y M. Rivera. En las páginas 20 y 21 se habla de las lenguas de España. Primero, se enumeran; luego, se plasman sobre un mapa, y, finalmente se ejemplifican. En la relación aparecen cinco: castellano, gallego, vasco, catalán y valenciano, pero en el mapa se nota que catalán y valenciano tienen el mismo color de fondo con un punteado añadido para el primero (en Cataluña y Baleares). Pero todavía es peor cuando llegamos a la parte más extensa de la' lección: los ejemplos de las palabras de las lenguas que derivan del latín, de donde explícitamente se excluye el vasco y donde resulta que no hay ni uno del valenciano. La pregunta nos asalta: ¿es el valenciano como el vasco?, ¿por qué no se nos dice nada?

Bien, seguimos adelante y leemos los ejemplos: los del catalán son (mano), cel (cielo), arbre (árbol), llibre (libro), lluna (luna), llop (lobo) y llengua (lengua). Como valenciano que soy, no sé decir esas palabras en mi propia lengua de otro modo. ¿Querrían indicarme los autores del libro, sus editores o, quizá mejor, los políticos del PP que les han dado la orden del cambio lingüístico cómo debemos decirlas a partir de ahora los valencianos? ¿Puedo utilizarlas con mis conciudadanos baleares? Les agradeceré una pronta respuesta.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de diciembre de 1997