Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUEVAS TERAPIAS

La autoridad sanitaria de EE UU 'bendice' a la acupuntura

Lo que los chinos han sabido desde hace más de 2.500 años acaba de corroborarlo un equipo de 12 investigadores médicos reunidos por el Instituto Nacional de Salud (NIH), un prestigioso organismo público radicado en Bethesda, un suburbio de Washington. La acupuntura, según el estudio del NIH, es útil para combatir determinados dolores y náuseas y tiene muchos menos efectos secundarios que otros tratamientos. El NIH bendice y recomienda su empleo en esos casos.

La medicina oficial norteamericana ya no podrá mirar a la acupuntura con escepticismo. Colocar agujas en ciertos puntos de la piel para equilibrar las corrientes energéticas del cuerpo humano no es brujería inofensiva. Por el contrario, según el equipo del NIH, reduce de modo significativo las náuseas provocadas por el embarazo, la cirujía y la quimioterapia, así como los dolores causados por la cirujía dental.

"Hay una serie de circunstancias en las que la acupuntura funciona de veras", dice David Ramsay, director del equipo investigador y presidente de la universidad de Maryland. El trabajo de los 12 investigadores reunidos por el NIH afirma que, en los casos arriba citados, la acupuntura, al liberar sustancias naturales contra el dolor, como las endorfinas, es efectiva de modo indiscutible. En otros, los investigadores no han encontrado pruebas tan científicamente concluyentes, aunque sí señales de que puede ayudar. La acupuntura es citada por el NIH como posible tratamiento complementario para la adicción a las drogas, los dolores de cabeza, las tensiones menstruales, el asma y los lumbagos.

Reembolso de gastos

China y otras naciones asiáticas usan milenariamente la acupuntura, combinada en ocasiones con hierbas medicinales, contra enfermedades y dolores crónicos. En EE UU y otros países occidentales su práctica es corriente desde los años setenta, pero hasta ahora, como dice Bradley Graham, un médico de Phoenix (Arizona) que preside la Academia Americana de Acupuntura Médica, se situaba en "la periferia del sistema médico oficial"."La investigación del NIH", dice Graham, "confirma lo que ya sabíamos, que la acupuntura es medicina real y no vudú". La importancia de este estudio es que servirá para sacar a la acupuntura de su marginalidad y situar su práctica en el centro del sistema médico norteamericano". La Academia Americana de Acupuntura Médica piensa utilizar la bendición oficial de esta práctica para exigir a las compañías de seguros de EE UU que reembolsen a sus clientes los gastos de los tratamientos con las agujas chinas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de noviembre de 1997