Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

MSP amenaza con 1.200 despidos si no recibe más ayudas públicas

El consejo de administración de Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP), la mayor empresa minera privada del país, con 2.000 trabajadores, anunció ayer la eliminación de 1.200 empleos y una reducción de producción de 700.000 toneladas si el Ministerio de Industria y la Junta de Castilla y León no firman con la compañía un plan de viabilidad concertado. El plan debería durar tres o cinco años e incluir ayudas extraordinarias que ronden los 1.500 millones de pesetas anuales.Industria se comprometió con los sindicatos CC OO y UGT en los acuerdos generales del plan del carbón a disponer 21.368 millones de pesetas de ayudas extraordinarias a la producción de MSP desde este año al 2.005. No obstante, los beneficios ordinarios de la explotación (MSP cerró 1996 con 676 millones de pesetas de beneficios) y estas ayudas extraordinarias pactadas por Industria con los sindicatos son insuficientes, a juicio de MSP, para cubrir las deudas financieras heredadas del pasado.

Los principales acreedores son Hacienda y la Seguridad Social. La deuda ronda los 14.000 millones de pesetas. Las negociaciones con el secretario de Estado de la Energía, Nemesio Fernández Cuesta, se han zanjado con la negativa de éste a firmar un plan específico de futuro si -los accionistas de la compañía minera no abordan una importante ampliación de capital.

Dinero público

MSP se ha mostrado dispuesta a una ampliación de capital de 1.250 millones de pesetas (alrededor del 20% del déficit financiero) siempre y cuando los gobiernos central y autonómico aporten el 80% restante. CC OO entiende que las ayudas extraordinarias negociadas para MSP con Industria conllevan el compromiso del mantenimiento del nivel de empleo acordado en el Plan General del Carbón y si la empresa no estuviera dispuesta a aceptar este extremo, el sindicato exigiría la nacionalización de las minas en base a las subvenciones estatales recibidas hasta ahora y las que continuará recibiendo hasta el año 2005.

La Junta de Castilla y León ha aportado, por su parte, 4.500 millones de pesetas desde 1994 hasta 1997, cuando finaliza el plan de viabilidad de MSP. La dirección de la compañía considera un 11 agravio comparativo" la falta de ayudas específicas a la minería privada de León, "más barata y de mayor calidad" que la asturiana y el mantenimiento de las subvenciones a Hunosa y a La Camocha (explotación privada asturiana).

Según -la dirección de MSP, la crítica situación de la empresa se puede reproducir en las otras dos más importantes del país. Se trata de Coto Minero del Sil (1.200 trabajadores), también propiedad de Victorino Alonso, con deudas contraídas con las Administraciones públicas de casi 15.000 millones de pesetas, y Hullera Vasco Leonesa (1.300 trabajadores).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de septiembre de 1997