Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PASCALE ROZE: PREMIO GONCOURT 1996

"No entiendo por qué se cree que la infancia es un paraíso perdido"

Los miedos de la infancia, la búsqueda de la identidad y la sombra de un padre fallecido en 1945 por culpa de un piloto kamikaze japonés. Estos son los ingredientes con los que la francesa Pascale Roze escribió la novela ganadora del Goncourt de 1996: Caza zero (Lumen, en castellano, y Columna, en catalán). Roze, que esta tarde, coincidiendo con la Feria del Libro de Barcelona, presenta la novela en el Instituto Francés, comenta: "No entiendo por qué se cree que la infancia es un paraíso perdido, cuando lo que predomina son los temores"."Al empezar la novela, lo único que sabía era que quería escribir sobre los miedos de la infancia", confiesa Roze. "Y este temor lo ilustraba con un ruido estridente que fastidiaba a una niña, Laura Carlson, un zumbido que no dejaba de sonar. Podía ser un tren, pero un día vi en la televisión un programa de libros en el que hablaban de kamikazes y tuve claro que se trataba de un avión".

El avión es el caza zero del título, el aparato pilotado por un kamikaze que se estrella contra el acorazado Maryland y causa la muerte del padre de Laura. Estamos en 1945, cuando ella tiene tan sólo un año. Su madre sufre una larga depresión y la niña crece sin saber nada del padre."Se suele hablar de la infancia como de una maravillosa", añade, "pero cierto es que es una época en la que predomina el miedo. André Malraux decía: 'Detesto la infancia'. Yo estoy de acuerdo con él, pero ocurre que es muy fácil idealizarla cuando eres un adulto". El ruido, ilustrado en la portada de Lumen con un fragmento de El grito de Munch, está muy presente en el libro. Tanto para la niña protagonista como para Bruno, el muchacho del que se enamora. "Él, como músico, representa la posibilidad de convertir el ruido en obra de arte, que es algo que no sabe hacer Laura", explica

Pascale Roze nació en Indochina, pero marchó de allí a los tres meses. La crítica francesa, sin embargo, ha hablado de concomitancias conotra ilustre escritora francesa del mismo origen, Marguerite Duras.

"Adoro a Duras", dice ella. "En mi vida hay un antes y después de leer su obra. Si empecé a escribir fue por ella, porque me di cuenta de que mi yo íntimo podía ser objeto literario. De todos modos, creo que en mi estilo hay una cierta influencia de Duras, pero que yo soy más brutal".

Resulta curioso constatar que Pascale Roze, una mujer dedicada al teatro, ha obtenido el gran éxito del Goncourt pasados los 40 años y con su primera novela. Antes, en 1994, había publicado un libro de relatos. "Escribo desde hace años", explica, "pero no resulta fácil encontrar editor". Ahora, tras el premio, seguro que no le costará. Caza zero, de momento, se está traduciendo a 15 idiomas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de junio de 1997

Más información

  • "Escribo desde hace años, pero no resulta fácil encontrar editor"