_
_
_
_
_

Perú abre una crisis diplomática con Uruguay por la excarcelación de dos presos del MRTA

Juan Jesús Aznárez

Perú y Uruguay entraron ayer en colisión diplomática después de que una sentencia absolviese en Nochebuena a los dos presuntos miembros del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) procesados en Uruguay por entrada ilegal en el país y fuera respondida por el comando de ese grupo que ocupa la Embajada japonesa en Lima con la liberación del embajador uruguayo. El Gobierno de Alberto Fujimori llamó a consulta a su encargado de negocios en Montevideo después de que el tribunal de apelación de Uruguay dispusiera la libertad sin condiciones de Luis Alberto Samaniego y Sonia Gora. "¡Qué vergüenza! Uruguay canjea embajador por dos terroristas" titulaba el diario oficialista Expreso.

ENVIADO ESPECIALLos ocupantes liberaron a las 11 de la noche de ayer, (hora peninsular española) a otro rehén, Kenji Hirata, primer secretario de la embajada del Japón en Lima, que salió de la residencia en poder de los terroristas en silla de ruedas. La liberación parece fruto de las gestiones del obispo peruano Juan Luis Cipriani, que visitó a los secuestrados.Según el abogado uruguayo Gustavo Puig, encargado de la defensa de los tres miembros de ETA extraditados hace dos años desde Montevideo no es necesario ser adivino para suponer que el embajador uruguayo en Perú, Tabaré Bocalandro, llamó a su presidente, Julio María Sanguinetti, "buscando acelerar una salida". El diplomático liberado dijo no saber nada sobre la denunciada relación de su salida con la sentencia que exculpó a Samaniego y a Gora, acusados de participar en el secuestro del empresario y ex ministro de Planeamiento, Samuel Doria.

Mientra una hija de Fujimori, Keiko Sofía, acudía a la Embajada de Japón con unos pavos asados y chocolate caliente para los rehenes, Uruguay encajaba las críticas de aquellos peruanos convencidos de que existió complicidad entre el poder político y judicial de ese país para conseguir la la liberación de Bocalandro. Así, se quejan, se rompe el frente negociador internacional. La sentencia uruguaya denegó, con carácter definitivo, la petición de extradición de los dos procesados, que fueron detenidos por la Interpol en diciembre de 1995.

"Los peruanos tenemos derecho a una legítima suspicacia mientras no se nos demuestre lo contrario", subrayaba un parlamentario de la oposición. El Tribunal de Apelación de Montevideo dictó el fallo el 24 de diciembre después de mediodía, cuando la actividad judicial es nula. Tabaré Bocalandro quedó en libertad poco después.

Bolivia es otro de los países con presos del MRTA en sus cárceles y con su embajador rehén de este grupo. El delegado del Gobierno de La Paz llegado a Lima, Saúl Lara, aseguró que su país "no va a realizar ninguna acción que fracture la solidaridad con Perú".

El último recuento del Comité Internacional de la Cruz Roja cifra el número de rehenes en 104.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_