MEDIOAMBIENTE

Las subvenciones fiscales sólo se podrán aplicar a las reforestaciones

La volatilidad parlamentaria ha dejado sin exenciones fiscales a las explotaciones selvícolas (gestión global de los bosques), en contra dé lo que habían convenido los grupos parlamentarios del PP y CiU mediante la inclusión de una enmienda a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del Estado durante su tramitación en el Senado. Los incentivos se limitarán a la reforestación.

El grupo catalán pretendía incentivar fiscalmente aquellas explotaciones de bosques dotadas con un plan de gestión sostenible, ecológico. El partido del Gobierno quiso extender las exenciones a todas las explotaciones con plan o sin él. Finalmente llegaron al acuerdo de presentar al alimón sendas enmiendas con idéntico texto por las que las actividades forestales podrían deducir hasta un 80% del IRPF de las rentas obtenidas.El PSOE advirtió que la, medida podría ser un coladero fiscal para las empresas que explotan los bosques en nombre de los ayuntamientos y los agricultores que delegan en ellas estas tareas. Pero fue Hacienda quien, finalmente, ejerció su influencia para deshacer lo que CiU y el PP pretendían. Las enmiendas se retiraron. El PP lo hizo en la comisión y CiU en el pleno del Senado. De lo dicho nada.

Sí ha quedado para su ratificación definitiva en el Congreso la exención fiscal a las in versiones en reforestación que cuenten con subvenciones, como las procedentes de la Política Agraria Comunitaria (PAC). Según Octavio Granado, portavoz del PSOE en la Comisión de Economía, esta alternativa supone un agravio para otras actividades y deja_ sin estímulos las intervenciones encaminadas a frenar la erosión para las que el Ministerio de Medio Ambiente sólo ha previsto en los presupuestos una partida de 100 millones de pesetas.

Política de subvenciones

Eduardo Rojas Briales, gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), lamenta que la propuesta de CiU no haya salido adelante: "La fiscalidad no incentiva la gestión sostenible de los bosques; sólo resultará atractivo arrancar viñas y abandonar las *tierras de cultivo, que cuentan con subvenciones de la PAC por pérdida de patrimonio a lo largo de 20 años. De ese modo aumentará la despoblación del campo". Rojas y la conferación que representa se sienten "muy decepcionados por la pasividad de Medio Ambiente en este tema". Dice que la ministra Isabel Tocino se mostró muy beligerante por arrebatarle a Agricultura la competencia de los bosques, pero esa beligerancia ha estado ausente a la hora de apoyarlos. "Lo ha hecho mucho mejor Agricultura", afirma.El departamento de Loyola de Palacio asignará 900.000 millones de pesetas de recursos europeos para el campo y la reforestación, mientras que la partida de Medio Ambiente para la mejora de la gestión de los bosques privados, que representan los dos tercios de todos los bosques españoles alcanza sólo 500. Por si fuera poco, añade Rojas, "Isabel Tocino ni siquiera nos ha recibido" .

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de diciembre de 1996.

Lo más visto en...

Top 50