Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRAGEDIA EN LOS GRANDES LAGOS

Complicidad de Zaire y munición de tres continentes

M. G. El coronel Theoreste Bagosera, que coordinó las actividades de los grupos paramilitares hutus ruandeses más sanguinarios, los interhamwe (los que matan juntos), responsables de las matanzas de tutsis, apareció relacionado con otras compras ilegales de armas en el segundo informe de la citada comisión investigadora de la ONU, fechado en marzo.

Por ejemplo, en la operación, realizada el 14 de junio de 1994, en cooperación con el ciudadano surafricano Willom Ehlers, para transportar rifles, morteros y munición desde las islas Seiyhelles hasta la ciudad de Goma, a bordo de un DC-8 de la compañía Air Zaire.

El informe de la ONU denuncia también la complicidad de Zaire en el rearme y adiestramiento posterior de los paramilitares hutus expulsados de Ruanda y que se refugian entre los cientos de miles de refugiados, así como la implicación en el tráfico ilegal de armas hacia la zona de Bulgaria, República Checa, Francia, Reino Unido, Italia, Bélgica y la antigua Yugoslavia.

En la región de los Grandes Lagos, según Amnistía Internacional, se han encontrado armas procedentes de China, Chile, Egipto, Alemania, Israel, Rusia, Rumania, Suráfrica y EE UU.

Consultadas por EL PAÍS, las organizaciones no gubernamentales que impulsan la campaña por la transparencia en las exportaciones de armamento (Amnistía Internacional, Greenpeace, Intermón y Médicos Sin Fronteras) aseguraron tener conocimiento del envío de material militar a Ruanda, en violación del embargo decretado por Naciones Unidas, al tiempo que reclamaron un mayor control de este comercio para acabar con la impunidad de los traficantes.

Una de dichas organizaciones humanitarias, Amnistía Internacional, ha facilitado a la Comisión de Investigación de la ONU informaciones concretas sobre varios vuelos sospechosos de tráfico de armas que hicieron escala en Malta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de noviembre de 1996